La crisis en Avianca: una mirada desde adentro

0
Vista aérea desde un avión de Avianca.

La posible quiebra de la compañía y el descubrimiento de prácticas corruptas por parte de su anterior administración redundan de una u otra manera en las relaciones con sus trabajadores, más en una firma con recientes antecedentes en el irrespeto a las garantías sindicales

Juan Carlos Hurtado Fonseca
@Aurelianolatino

Hace pocas semanas, en medios de comunicación y redes sociales se filtró un video con una conversación en la que el presidente de la junta directiva de Avianca Holdings, Roberto Kriete, afirmó: “Avianca está quebrada. ¡Quebrada! No le está pagando a sus acreedores; no le está pagando a las compañías de arrendamiento de los aviones; no le está pagando a los bancos. Estamos en un proceso de reestructurar todas las deudas para poder comprar tiempo y ejecutar los cambios que se tienen que ejecutar para que esta línea aérea se vuelva rentable”.

Inmediatamente, la compañía salió a explicar que se desconocía el contexto completo de la reunión y de las palabras dirigidas a sus empleados de Centroamérica, a quienes se les informaba sobre la actual situación de la firma y el plan de transformación 2021.

En la reunión “el Sr. Kriete, con la intención de buscar apoyo, el sentido de urgencia y el compromiso de todos los empleados, utilizó el término ‘quebrada’”. La comunicación hace énfasis en que se entienda que la compañía no está en esa situación y que no han solicitado ser admitidos en proceso alguno o de similar naturaleza en ningún país.

Denuncias de corrupción

No obstante las aclaraciones de Avianca Holdings, en medios nacionales y extranjeros continuaron haciéndose cuestionamientos a la solidez financiera de la compañía y a las contradicciones entre la nueva y la anterior administración.

En el portal de noticias latinoamericanas y españolas ALnavío se publicó una información en el sentido que la nueva cúpula directiva de Avianca, que expulsó al accionista mayoritario Germán Efromovich, descubrió una trama de empresas con las que el magnate brasileño presuntamente ganaba dinero a costa de su propia compañía y sobornos otorgados a funcionarios de varios gobiernos. Hay que decir que Efromovich contaba con el 51.5% de las acciones hasta la alianza con United Airlines.

Según declaraciones de fuentes conocedoras del proceso de reestructuración de la firma a ALnavío: “Avianca no alquilaba aviones de forma directa, sino que utilizaba empresas intermediarias controladas por Efromovich para realizar las transacciones. Las sospechas apuntan a que el magnate brasileño podría beneficiarse, a través de estas sociedades interpuestas, con las operaciones de leasing a través de comisiones”.

También hay que recordar cómo Efromovich enfrentó la huelga de pilotos en Colombia y la manera como pedía una legislación laboral que no permitiera ese tipo de cese de actividades. Finalmente, el paro de pilotos fue declarado ilegal por la Justicia colombiana y decenas de estos trabajadores despedidos.

Con base en el plan de reinvención de Avianca, su presidente Anko van der Werff, dijo el pasado primero de septiembre a El Tiempo que atraviesan momentos complicados en la empresa; y que han crecido aceleradamente por varios años, “…tenemos una flota amplia y compleja y tenemos que transformarnos”.

Ante la pregunta de si devolverán aviones, responde que sí, que 24. “Al final del 2019 esperamos tener 156 aviones. No necesitamos más que eso para nuestra operación. Los aviones pequeños Airbus 318 y los Embraer 190 se van, ya los hemos vendido. Salieron 15 aviones Cessna 208 y ATR 42… Pero no es suficiente. Hay que vender más. Habrá decisiones complicadas para simplificar la flota, tenemos demasiados aviones de largo alcance, los aviones grandes”.

Y cuando se le cuestiona sobre si habrá reducción de personal, Anko van der Werff responde: “La compañía se está reinventando, estamos trabajando cada vez más por procesos, eliminando silos, islas de trabajo. Soy un convencido de que la jerarquía no es importante, lo importante es quien lo hace bien, con pasión y compromiso. Siempre revisamos las estructuras que se necesitan para operar. Ejercicio normal”.

Los trabajadores

VOZ habló con un piloto integrante de la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles, Acdac, quien solicitó la reserva de su nombre y de entrada dijo que en la compañía sí hay crisis y que el flujo de pagos está suspendido. Explica que la administración de Avianca genera el conflicto para que los acreedores les refinancien la deuda sin necesidad de irse al capítulo 11 o ley de quiebras de los Estados Unidos.

Además, comenta que la quiebra no va a ser en Colombia y que parte del problema es porque en el Holding cogen el dinero y se lo llevan a otro tipo de inversiones en las alrededor de 60 compañías que tienen.

El piloto dice que la administración anterior está siendo cuestionada por casos de corrupción, pero que “La mitad de esa administración aún está a bordo. Puede que el Presidente haya cambiado pero en la vicepresidencia se mantienen muchos como Ana María Rubio, vicepresidente de Recursos Humanos, quien estuvo antes y durante la huelga de pilotos”.

Con el conocimiento que tiene por todos los años que lleva en esta firma, este aviador avizora lo que se avecina para los trabajadores. Explica que en estos procesos de reingeniería, a los trabajadores se les ve para disminuir las convenciones y los salarios. “Todo lo que es flexibilización laboral lo pedirán, pero en el contexto general en decir que habrá beneficios, no se verá. En lo micro, en Avianca en nuestro contexto, habrá reducciones, flexibilización, de pronto pensión de cláusula o cambios en las convenciones. Le están apostando a la desaparición de Acdac y me imagino que de todos los sindicatos; el sindicato que no se pliegue a las condiciones de ellos lo van a seguir atacando”.

Sobre el conflicto que mantiene con la empresa cree que buscarán la eliminación de la personería porque dice que Acdac es un factor de control al interior de Avianca. “Con el Gobierno y el Estado a través de la administración de Justicia buscarán hacerlo porque les conviene y legalmente harán lo que sea como cuando ilegalizaron la huelga. No habrá cambios en cuanto al trato a los sindicatos y a los trabajadores. Además, todo eso es permitido porque en Avianca los sindicatos no se unen.”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*