La científica

0

Hernán Camacho
@camachohernan 

La primera mujer gobernadora de la Ciudad de México, dice que su prioridad será integrar el enfoque de género a las urgentes políticas de desarrollo social. Claudia Sheinbaum, fue elegida con el 47% de los votos, es de profesión física con doctorado en ingeniería energética, investigadora científica de la Universidad Nacional Autónoma de México. Fue dirigente estudiantil, fundadora de Morena, Secretaria de Medio Ambiente del gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador en la capital del país azteca, feminista y participante del Panel Intergubernamental de Cambio Climático de la ONU.

Sus primeras declaraciones como gobernadora electa fueron a la agencia de noticias El Financiero, aliada de Bloombergen en México, donde ratificó su compromiso con un tema clave para esa ciudad, la seguridad.

En un discurso que le arrebató a la derecha y con el cual pudo derrotar el infundado temor que sembraron sobre ella las campañas contrarias. Dijo de la seguridad: “La seguridad y la paz son fruto de la justicia y del acceso a los derechos básicos educación, salud y cultura”.

Al igual que a Gustavo Petro en Colombia, a ella la clase política tradicional, el PAN y el PRI, la bautizaron populista, irresponsable y por supuesto la acusaron de querer convertir el Distrito Federal, en “otra Venezuela”.

Sus planteamientos conquistaron al electorado con propuestas tan sencilla como respetar el espacio público, generar empleo, innovación tecnológica al servicio de las necesidades de la ciudadanía, modernización de la movilidad –Metro subterráneo y Metrobus-, manejo de aguas para los habitantes de la periferia, y planes de integración social priorizando los damnificados del más reciente terremoto que sacudió la ciudad.

Como secretaria de ambiente de una de las urbes más contaminadas y pobladas del mundo, sus resultados fueron extraordinarios: redujo en 35% la contaminación en la ciudad y protegió las fuentes de agua y las reservas naturales.

No es de discursos grandilocuentes, aplica el sentido común a los problemas sociales que aquejan a los habitantes del DF. Ella representa una lucha política de una mujer que compartió su vida entre la academia y la política, y que con sobrados méritos va llegar el cinco de diciembre a dirigir los destinos de 20 millones de habitantes.

Los analistas advertían que Sheinbaum tenía asegurada la Goberna­ción pues los desastres de la administración de derecha en cabeza de Miguel Mancera, eran evidentes.

La izquierda recuperó el DF. como en Bogotá se repetirá la historia después del balance que haga la ciudadanía a las políticas del alcalde Enrique Peñalosa, lo más seguro es que la izquierda recupere el poder en la ciudad y la ciudadanía recupere la confianza en lo público.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*