La alianza siniestra

0

José Ramón Llanos

La Biblia nos enseña que los olmos no dan peras. Por tanto, las alianzas políticas donde prevalecen los líderes que tienen deudas pendientes con la justicia, otros están fugitivos y algunos ya pagaron sus condenas. Además, militantes de ese partido,  delincuentes de cuello blanco, pagan condenas en cárceles o en sus  residencias, es lógico que ese partido, más claro, el Centro Democrático, no pueda dar como fruto el combate contra  la corrupción. Si persiguieran a sus líderes delincuentes, devendría un partido acéfalo, con sus líderes prisioneros o prófugos.

Para colmo de peores, su jefe máximo tiene una sumatoria de investigaciones que otro con relativa vergüenza, guardaría silencio cuando se habla de corrupción y de sospechas por asesinatos de testigos que declararon en su contra. Por esa situación, por las andanzas de quienes andan con Álvaro Uribe Vélez, por las condenas contra algunos de sus parientes en Colombia y en el extranjero, es terrible e inquietante la suerte que le espera al país, si en la segunda vuelta la ganara su títere Duque. Me olvidaba en estas tenebrosas menciones, señalar que su hermano Santiago está pendiente en su detención, de la decisión judicial sobre las investigaciones como presunto fundador de Los 12 Apóstoles, feroz grupo paramilitar.

El aparato judicial, incluidas las cortes, correrían riesgos y sus funcionarios, desde los jueces hasta los magistrados, se verían abocados a los espionajes y persecuciones, como ya lo hiciera Álvaro Uribe cuando fue presidente de Colombia. Duque-´títere obediente, si fuera presidente, repetiría esas acciones, con más efectividad, puesto que no cometería los errores, cometidos por Álvaro Uribe, cuando urdió esos ataques.

Además, la corona de rey antiobrero, y perseguidor de asalariados y pensionados, la forjó el expresidente con la disposición escamoteadora de los pagos de recargos nocturnos a partir de las 6 P.M. y en su condición de senador fue ponente de leyes que restringieron derechos pensionales originados en las convenciones de trabajo.

En la alianza siniestra, cupo ¡oh maravilla de la politiquería!, la ideología medieval, el incinerador de libros Ordoñez y la antiabortista Morales. En otras palabras, el dúo mejor acoplado en la persecución de los derechos humanos y denegadores de la opción de que niños huérfanos y expósitos sean acogidos y rescatados de la miseria y la soledad por parejas que han conformado hogares homosexuales.

La única forma de preservar la paz recientemente conquistada, evitar los desafueros uribistas, las persecuciones contra asalariados, incluso de clase media y poner la justicia al servicio de las minorías plutocráticas, latifundistas y paramilitares, es apoyando masivamente la Colombia Humana, al candidato Gustavo Petro. ¡La clase media, el pueblo raso y los ciudadanos decentes al poder, votando por Gustavo Petro!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*