Jubilosamente por Petro

2
Aída Avella y Gustavo Petro en la localidad de Kennedy. Foto Gabriel Pérez.

José Ramón Llanos

Los colombianos que estamos a favor de borrar de la faz del país la corrupción y el crimen, como forma de hacer política, que además estamos luchando por un país realmente democrático e incluyente, votaremos el 27 de mayo contra Germán Vargas, candidato de una familia costeña que considera que puede olímpicamente hacer de las elecciones una especie de bazar persa, donde compra votos y elige fraudulentamente los candidatos, que después favorecen sus negociados.

Votamos contra el títere Duque, porque su titiritero, cuando gobernó, hizo de los falsos positivos una política, y además, gobernó con tantos delincuentes en su gabinete, que muchos de ellos fueron encarcelados y otros fugitivos deambulan por todo el mundo escondiéndose o de rodillas en tono plañidero ruegan al gobierno norteamericano que les conceda asilo, como lo hace Andrés Felipe Arias.

Votaremos contra el títere y el titiritero, cuyos parientes, unos fueron condenados y habitaron las cárceles de Colombia y Estados Unidos y Santiago acusado de ser el fundador de los 12 apóstoles, espera en una institución policial, la decisión condenatoria del juez.

Votaremos contra el títere y su titiritero, que cuando fue presidente, convirtió a Colombia en el único país del trópico donde el sol se oculta a las diez de la noche y así les escamoteó a los asalariados el recargo nocturno y los cedió a los empresarios.

Votaremos jubilosamente por Gustavo Petro, que en su condición de alcalde demostró su decisión de construir una política que priorizó los intereses de los excluidos; desarrolló un plan de salud, con un componente de medicina preventiva.

Votaremos jubilosamente, por la Colombia Humana, porque Gustavo Petro en su gestión de burgomaestre, diseñó las mejores estrategias para desarrollar la educación, que incluyó nuevas escuelas, dotadas óptimamente con los más adecuados implementos para estimular el aprendizaje y la formación de los estudiantes. Votaremos jubilosamente por Petro porque ha construido la propuesta más audaz sobre desarrollo económico, protector de la naturaleza y eliminador de la contaminación ambiental. Con el plus de un plan para disminuir rápidamente la dependencia de las actividades extractivas y diversificar la economía .Votaremos jubilosamente por Petro, porque está dispuesto a restituir la tierra a los desplazados, proporcionar tierra a los minifundistas y trabajadores rurales. Asesorarlos en la explotación de sus fundos y en el mercadeo de sus productos y así garantizar la seguridad alimentaria.

Votaremos jubilosamente por Petro, porque es necesario relevar a las familias que durante 208 años han desgobernado el país y hoy lo tienen en un estado de máxima postración intelectual, moral y política.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*