Jóvenes Trabajadores: Un fortín por organizar

0
Jóvenes practicantes en una fábrica de la multinacional Siemens.

Se requiere de una fuerte organización para enfrentar las consecuencias del modelo económico

Jóvenes practicantes en una fábrica de la multinacional Siemens.
Jóvenes practicantes en una fábrica de la multinacional Siemens.

Marcel Guarnizo

Uno de los temas de preocupación en el ámbito mundial es el relacionado con el desempleo juvenil. Y no podía ser distinto, ya que las cifras de este fenómeno en todas las latitudes son alarmantes. La única mención específica a la juventud en los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que tiene relación con el empleo juvenil, es la meta 16 que habla de la necesidad de “elaborar e implementar estrategias de trabajo decente y productivo para las y los jóvenes, en cooperación con los países en desarrollo”.

Según el informe “Tendencias Mundiales del Empleo 2014”, la tasa de desempleo juvenil es del 13,1 por ciento, valor que supera tres veces la tasa de desempleo de los adultos, representada en 74.5 millones de jóvenes entre los 15 y 24 años. En América Latina, según datos de la Organización Internacional del Trabajo, OIT, ocho millones de jóvenes entre los 15 y 24 años se encuentran sin trabajo, mientras que 27 millones laboran en condiciones de informalidad, de un total de 56,1 millones que forman parte de la fuerza laboral.

El caso colombiano

En el caso concreto de la juventud colombiana, que representa a la población mayoritaria en edad de trabajar (32.6 por ciento), ésta padece de la mayor tasa de desempleo ubicándose en el 16,2 por ciento en el trimestre de junio-agosto de 2014, siendo las mujeres las peor libradas con una tasa del 20,6 por ciento frente al 12,9 por ciento de los hombres, según cifras estatales.

Especial interés merece el sector de trabajadores informales, que según la Encuesta Longitudinal Colombiana, Elca, de la Universidad de los Andes, representa al 56 por ciento de la población laboral activa. Si estas cifras son preocupantes, hay que tener en cuenta además la constante manipulación de las cifras oficiales por parte del Estado, principalmente las relacionadas con los índices de pobreza, desigualdad y situación laboral, lo que impide analizar de manera certera la realidad nacional.

Lo anterior es muestra de las nefastas consecuencias que ha traído para las y los jóvenes en todo el mundo la implementación de las políticas neoliberales que han generado una profunda exclusión del mercado laboral de una generación que ostenta la cifra más alta de desempleo y que cada vez se ve sometida a las peores formas de precarización y desregulación del contrato de trabajo.

Los altos índices de desempleo juvenil, el incremento de los “contratos basura”, la informalidad y el trabajo precario, hacen de esta importante franja poblacional un fortín de la clase trabajadora por organizar.

Comprender las actuales relaciones capital-trabajo; ayudar a interpretar esta realidad como consecuencia de un modelo económico; incluir la estabilidad laboral de estos trabajadores dentro de las negociaciones colectivas; hacer valer el derecho de asociación y el derecho de huelga como forma de lucha para conquistar derechos; ganar en mayores niveles organizativos de la juventud teniendo en cuenta la realidad de sus formas precarias de contratación, inestabilidad laboral e informalidad; deberán ser parte del quehacer diario del movimiento sindical para superar su crisis y fortalecer su sentido de clase.

Alternativas

Por esta razón, es necesario generar escenarios de encuentro, discusión, deliberación y decisión de las y los jóvenes trabajadores, con el objetivo de caracterizar su realidad y proponer y acordar salidas a su situación actual, tendientes a garantizar niveles de unidad que con la alegría, creatividad y combatividad que los caracteriza, puedan alcanzar mayores conquistas de derechos que se traduzcan en un trabajo en condiciones dignas, para una vida en condiciones dignas.

En ese orden de ideas, el Colectivo de Jóvenes Trabajadores, el proceso del Festival Distrital de la Juventud, el proceso del Décimo Festival Nacional de la Juventud y Corpeis convocan al Encuentro Nacional de Jóvenes Trabajadores que se realizará en Bogotá durante los días 8 y 9 de noviembre próximos.

Este tendrá como objetivo aportar a la construcción de un proceso de organización nacional de la juventud trabajadora, discusión y construcción de una plataforma nacional frente al empleo, el desempleo, la precarización e informalidad laboral en la población juvenil.

Es importante que el Encuentro pueda aportar en la construcción de un proceso de interlocución y comunicación, que permita desarrollar un plan de acción, movilización y agitación juvenil, al igual que elaborar elementos de plataforma de lucha de la juventud trabajadora, que sirvan de guía para la acción y aporten a la construcción de una plataforma de derechos juveniles.

Por lo anterior, se invita a la juventud trabajadora, sindicalizada o no, a participar de este importante espacio, para asumir la defensa de nuestros derechos y dar pasos en la conquista de un trabajo digno para la juventud.

Contactos: colectivodejovenestrabajadores@gmail.com

Celular: 3013681945