Insisten en recuperar principios de la central obrera: Una CUT más allá de los trabajadores

0
Rafael Ovalle, número 63 en el tarjetón.

Son varios los aspirantes a la dirección nacional de esta central obrera que se pronuncian a favor de recuperar sus principios fundacionales. Rafael Ovalle se la juega por eso con el número 63 en el tarjetón

Rafael Ovalle, número 63 en el tarjetón.
Rafael Ovalle, número 63 en el tarjetón.

Redacción laboral

Rafael Ovalle, pertenece al sector de los servicios públicos, ha estado trabajando y luchando desde hace 34 años en el acueducto de Bucaramanga, con Sintraemdes en defensa del carácter público y estatal de las empresas de ese sector. Además, exigiendo tarifas justas para los usuarios.

Ahora es candidato a ser parte del comité ejecutivo nacional de la CUT con banderas tan descuidadas por la dirigencia sindical de todas las centrales obreras: la unidad de los trabajadores.

VOZ habló con él para saber su visión de la problemática sindical y algunas de sus propuestas.

–¿A qué se refiere con la recuperación de los principios de la CUT?

–Uno de los principios es defender los intereses de los trabajadores, que se ponga al frente de las luchas del pueblo. En este momento hay mucha resistencia con la dirección de la CUT porque en muchas luchas no se hacen presentes; esperamos como sector clasista recuperar esta línea de la central.

Se han quedado rezagados porque muchas veces el pueblo ha salido a pelear y la CUT no ha estado al frente. Es poner la central a pelear por las reivindicaciones de todo el pueblo. Hay que luchar por la unidad de todos los trabajadores en el país.

Hay que pelear por la recuperación del contrato real para los trabajadores, ya que hay mucha tercerización. Hay que rechazar el contrato sindical porque es convertir a los sindicatos en patronos y esa no es la filosofía de nosotros.

–¿Por qué dice que falta unidad?

–Hay mucha división entre los mismos trabajadores. Esperamos recuperar la credibilidad hacia la dirección de la CUT, ya que ahora hay apatía hacia ellos. Que la central tenga poder de convocatoria ya que lo ha perdido.

–Hábleme sobre el tema de los trabajadores y la CUT que usted asegura está olvidado.

–Hemos venido pregonando paz con justicia social para todos, porque nada sacamos con una paz con las FARC si no se arregla el problema de la vivienda, la tierra, la educación, el empleo, la salud, seguimos en el mismo problema. Eso se debe trabajar desde la CUT. Que tengamos derecho a bienestar social.

–Uno de los temas que usted cree fundamental es el de la soberanía, ¿por qué?

–El gobierno anterior concesionó la mitad del país a las multinacionales mineras para la explotación de oro, plata, níquel, recursos naturales y mucho de eso está sobre los páramos. Por eso en la CUT se debe impulsar un departamento de servicios públicos, medio ambiente y minería, para hacer unidad en la construcción de una política en beneficio de los colombianos ante la arremetida de la locomotora minera.

–También habla de la derogatoria de la ley 142, ¿por qué?

–No es la reforma sino su derogatoria, porque esta solo beneficia a empresarios en detrimento de la calidad de vida de los usuarios.

–En campañas sale a relucir el término clasista, ¿cómo se diferencia este sindicalismo?

–En el de clase, es en el que de verdad defendemos los intereses de los trabajadores, estamos al frente de las luchas, no estamos conciliando ni en mesas tripartitas, sino conquistando y defendiendo derechos en la mesa de negociación. No es como plantean ahora que andemos de la mano con los patronos, que no luchemos, que no peleemos, que las huelgas y los paros están mandados a recoger.

–En su lista hay una mujer dirigente del comité ejecutivo nacional de Fensuagro, ¿cuál es el interés en los campesinos?

–Para el sector agrario se debe impulsar seguridad social, educación, vivienda, ya que en estos momentos están abandonados por el gobierno nacional. Y desde la CUT se debe trabajar por el sector agrario recuperando el departamento encargado de eso.