Importantes discusiones

0
Un aspecto de la exposición de Felipe Santos sobre el tema de la Unión Patriótica en el Festival de VOZ. Foto C.L.

Caseta de debates

Un aspecto de la exposición de Felipe Santos sobre el tema de la Unión Patriótica en el Festival de VOZ. Foto C.L.
Un aspecto de la exposición de Felipe Santos sobre el tema de la Unión Patriótica en el Festival de VOZ. Foto C.L.

Hernando López

El Comité Distrital del Partido Comunista Colombiano retomó la experiencia de la “Caseta de Debates” en el marco del Festival de VOZ. Desde antes del mediodía, cuando apenas despuntaba la celebración del importante evento popular, el espacio de los comunistas de Bogotá, agrupaba a un importante número de participantes, para iniciar los debates sobre temas de actualidad. Estaban previstos tres: Unión Patriótica, Paz y salida política y la Marcha Patriótica. El tiempo dio para cumplir los dos primeros.

El tema de la Unión Patriótica lo abordó Felipe Santos, Secretario General, quien hizo una amplia explicación del significado político e histórico de la UP, desde cuando surgió a propuesta de la guerrilla de las FARC-EP en el marco de los diálogos de paz en La Uribe con el gobierno de Belisario Betancur. Sin embargo, explicó Santos, no fue –como no lo es- un movimiento armado, es democrático, civil, para la paz y la unidad de la izquierda”. La UP no reniega del pasado histórico ni de su origen, pero rechaza la justificación del genocidio político con el argumento de la combinación de las formas de lucha y la mezcla de política y armas. “Eso no corresponde a la verdad”, señaló el Secretario General de la UP. A ningún dirigente nacional o regional, congresista, alcalde, diputado, concejal o militante, lo asesinaron en un campo de batallas, todos fueron ejecutados a mansalva, de forma aleve, cuando hacían política en el ejercicio de la oposición democrática.

Santos destacó la importancia de la restitución de la personería jurídica, aunque dejó en claro que falta la verdadera reparación política y económica, porque el genocidio fue un acto de terrorismo de Estado y ello el establecimiento debe reconocerlo. Marcó la ruta de la Unión Patriótica hacia el Congreso del mes de noviembre, que está en la dirección de la unidad de las fuerzas de izquierda, democráticas y sociales.

Felipe Santos denunció la labor divisionista “del grupo encabezado por Ricardo Pérez, también conocido como Sebastián González, que fomenta el divisionismo y de manera oportunista se muestra como legítimo representante de la UP”. González, dijo Santos, fue expulsado de la Unión Patriótica porque quiso llevar la organización al remolque de la candidatura presidencial en 2002. “Es un elemento provocador que con su grupo acusa a Ómer Calderón, presidente de la UP, de estar participando política y propicia su destitución como profesor de la Universidad Distrital”, reveló Felipe Santos, mostrando el daño que pretende hacer el grupo provocador.

Los diálogos de La Habana

Jairo Ramírez, miembro del Comité Central del Partido Comunista, disertó sobre los diálogos de La Habana entre el Gobierno Nacional y la guerrilla de las FARC-EP. Explicó en qué punto están después de los acuerdos parciales en el tema agrario y de cómo se desarrolla el segundo punto sobre participación política. Hay avances importantes, pero en medio de las limitaciones que establece la posición gubernamental que se niega a adoptar los temas de fondo que modifiquen las causas que le dieron origen al largo conflicto.

Ramírez explicó el origen del conflicto debido a las limitaciones de la democracia, sobre todo por la violencia que ejerce el poder dominante, estimuladas por nuevas causas que devienen de la política neoliberal, expresadas en la actualidad por las cinco locomotoras del gobierno Santos, fundamentadas en el interés de los capitalistas y de las transnacionales.

Con estadísticas y ejemplos concretos, el dirigente demostró las cifras de la pobreza y de la crisis del país, que contrastan con las alegres estadísticas oficiales.

En Colombia existe una crisis social de profundas repercusiones, que son las que motivan la insatisfacción de los sectores sociales y populares que en el momento actual están en pie de lucha. Explicó Jairo Ramírez que en el país es frágil la protección de los derechos humanos. La represión oficial es permanente por el tratamiento de orden público de los conflictos sociales y el asesinato y la persecución contra sindicalistas y activistas de derechos humanos es permanente.

Abogó por la paz y convocó a la más amplia participación popular y social en defensa de la Mesa de La Habana y para exigir en corto tiempo los diálogos con el Ejército de Liberación Nacional.

Después de cada exposición, hubo un amplio diálogo con los asistentes.