Ignacio Torres Giraldo

0
Ignacio Torres Giraldo.

Pensador, periodista, activista e historiador marxista 1893 – 1968

Rodrigo López Maya, Zonal Risaralda

Para algunos historiadores nació en Filandia, Quindío, donde aparece su partida de bautismo. Para el historiador Hugo Ángel Jaramillo el hecho ocurrió en Huertas, vereda del municipio de Pereira; sin embargo, “no importa dónde se nace ni dónde se muere sino dónde se lucha”. Ignacio era un niño cuando estalló la Guerra de los Mil Días entre la dictadura conservadora y los liberales radicales.

En Pereira, conformó grupos de lectura que se reunían en una sastrería para compartir las escasas noticias que llegaban sobre la revolución de octubre (1917) y sobre la situación nacional. Allí también asume su papel como periodista, escribe en el periódico El Surco y, entre 1916 – 17 funda y dirige el periódico El Martillo; colabora además en varios periódicos del Cauca y del Valle, como La Ola Roja de Popayán.

Desde muy joven fue un analista de los acontecimientos económicos, sociales y políticos del país, nos introduce en un debate visionario del qué hacer para lograr cambios estructurales en el desarrollo de nuestra sociedad; él mismo señala en el prólogo  de Los Inconformes  que no pretendía recopilar toda la vasta historia de Colombia, sino que escribía para la comprensión de las masas proletarias del campo y de la ciudad, para “mostrar a la clase social de los obreros en su formación y luego en su organización y lucha por sus intereses y sus aspiraciones.” (1)

Dirigente del proletariado

El proletariado en Colombia se formó a partir del despojo de tierras por la violencia contra el campesinado, convirtiéndose en ejército de reserva industrial y de construcción de infraestructura. El surgir de ese proletariado llamó la atención de Torres Giraldo quien se trasladó a Cali “porque la empresa ferroviaria del Pacífico se convirtió en el más amplio frente de trabajo nacional” (2) convirtiéndose en destacado dirigente de los nuevos núcleos proletarios.

Las luchas obreras se extendían por varias regiones del país, presentándose un importante ascenso de masas y sentimiento antiimperialista. La primera Asamblea General Obrera, se realizó a mediados de 1919; en el II Congreso Obrero Nacional en julio de 1925, entra a ser parte de la dirección como secretario general, la vicepresidencia la ocupa el líder indígena Quintín Lame; en este congreso nace la Confederación Obrera Nacional (CON). Del tercer Congreso, Bogotá noviembre de 1926, surge el Partido Socialista Revolucionario, “la mesa directiva fue aclamada así: presidente el autor de la presente obra, primer vicepresidente María Cano, segundo vicepresidente Raúl Eduardo Mahecha y secretario Tomás Uribe Márquez” (3)

Para contrarrestar la influencia de la revolución rusa y el desarrollo organizativo y las huelgas de los trabajadores, el gobierno de Miguel Abadía Méndez expide la Ley Heroica – ley 68 – de octubre 30 de 1928, de alto contenido represivo prohibiendo las agrupaciones u organizaciones de cualquier clase.  “Así la ley se convirtió en brutal alarde de fanatismo e intolerancia con claros objetivos intimidatorios. Pero el PSR y la opinión democrática del país no se dejaron desconcertar” (4).

El contenido ideológico de la Ley Heroica envalentonó al militarismo, por eso no tuvo ningún reparo en masacrar en Ciénaga a los huelguistas de las bananeras, el 6 de diciembre de 1928, cuando los trabajadores y sus familias esperaban, concentrados en la plaza los supuestos resultados de la negociación en Bogotá con la United Fruit Company. Ese mismo día y los siguientes se desató la brutal persecución de los demás trabajadores por toda la región.

Ignacio se dirigió con María Cano a la región a recoger testimonios de los sobrevivientes y posteriormente se dieron a la tarea de denunciar ampliamente lo ocurrido. La indignación nacional creció a tal punto que contribuyó a la caída de la dictadura conservadora.

Fundación del Partido Comunista

El PSR, que había adherido a la Internacional Comunista, envió informe a ésta sobre la masacre de las bananeras; en respuesta llegó a mediados de febrero de 1930 una comisión que traía la propuesta de que el PSR se convirtiera en partido comunista.

Se protocolizó la fundación del Partido Comunista de Colombia el 17 de julio de 1930, su primer Comité Ejecutivo estaba conformado por: Manuel Abella, Rafael Baquero, José Gonzalo Sánchez, Ángel María Cano, José Russo, Elvira Medina, Eutiquio Timoté, María Cano e Ignacio Torres Giraldo quien en 1934 fue elegido Secretario General y dirigió por un tiempo el periódico Tierra. La llegada de Augusto Durán a la dirección, conocido por sus posturas revisionistas, creó pugnas internas que llevaron a la salida de Ignacio del PCC en 1942. “A partir de su exclusión de las filas del Partido Comunista se dedica a organizar su archivo, a investigar y a escribir” (5) en Medellín.

En el prólogo de Los Inconformes, Ignacio presenta el cuerpo conceptual que desarrolla en esta obra, acentuando que la idea es “interesar a los lectores en la sustancia dialéctica del pensamiento” y señalando que no había hasta ese momento “una obra de historia en nuestro país escrita con el criterio de clase de los proletarios”.

La comprensión de la época en la que vivimos se complica en la medida en que conocer la historia “no está de moda”, hay un inmenso cúmulo gaseoso de información, pero no contribuye al pensamiento, más bien lo bloquea para llevarnos a la ceguera y a la sordera, para fortalecer el pensamiento único y el orden dominante. Por eso resaltamos la gran contribución de Ignacio Torres Giraldo que muestra, a diferencia de la historia oficial, cómo el proletariado hace historia, es actor fundamental en ella como potencial de rebeldía y de transformación.

Algunas obras de Ignacio Torres G: Recuerdos de Infancia, María Cano Mujer Rebelde, Anecdotario, novelas Fuga de Sombra, Daniel.

Bibliografía

1.- Los Inconformes, Historia de la Rebeldía de las Masa en Colombia, Prólogo.

2.- Álvaro Oviedo Hernández, Ignacio Torres Giraldo.

3.- Los Inconformes, Tomo 4.

4.- Medófilo Medina, Historia del Partido Comunista de Colombia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*