Es hora del apoyo a Venezuela

0

José Ramón Llanos

en América un momento de turbulencia política y social, en la cual algunos desean aplicar el refrán río revuelto, ganancias de pescadores. El principal causante de la situación e interesado en sacar ventajas de ella, es Estados Unidos, “el Norte brutal que nos desprecia”, que está empeñado en lograr detener u obstaculizar el desarrollo de los países vinculados con el ALBA y con posiciones definidamente antiimperialistas. El principal objetivo ahora es intervenir en Venezuela para derribar al gobierno Bolivariano. Dadas las circunstancias prevalecientes en el continente, ahora no puede intervenir con sus marines, como tantas veces lo hizo en el pasado. Muy probablemente recuerde su vergonzosa y humillante derrota en Bahía Cochinos, ante los milicianos de Cuba, dirigidos por Fidel y el Che Guevara.

Ya instrumentaron el llamado golpe blando, para expulsar del gobierno a la mandataria brasileña Dilma Rousseff y entronizar al delincuente Temer en la presidencia del país hermano, para tratar de eliminar las conquistas sociales y económicas impuestas por el Partido del Trabajo, liderado por Luiz Inacio Lula da Silva.

En esta ocasión como en el pasado Estados Unidos utiliza cipayos, intelectuales o políticos que carecen de todo sentido de la dignidad y se venden al mejor postor, en nuestro continente, ese país siempre utiliza  el mismo ardid. Recordemos que en el año 1962 convirtieron la OEA y los países incondicionales y prestos a servir a los norteamericanos, en primera fila, desgraciadamente Colombia y expulsaron a Cuba de esa institución.

Ahora la OEA, se presta para la misma jugada. Mientras José Martí expresaba su satisfacción por exponer su vida en su intento de liberar a Cuba y así evitar que los Estados Unidos, con facilitad sometiera a Centro América, Almagro, secretario de la OEA, dada su alma mercenaria, se pone al servicio del imperialismo norteamericano, para  derrocar al gobierno Bolivariano de Nicolás Maduro. En el desempeño de su cargo, “dada su poquedad de alma”, en caracterización martiana, ha empleado toda su capacidad de intriga para urdir planes siniestros contra ese proyecto revolucionario latinoamericano. Una vez más el instrumento utilizado por Estados Unidos, es la incondicionalidad de los dóciles gobernantes latinoamericanos anidados en el Consejo Permanente de la OEA, que ya se alinearon  obedientes para ejecutar el mandato del imperio.

Lo que exige la movilización solidaria de los pueblos latinoamericanos y de los intelectuales y medios progresistas, no es solo la defensa de un régimen constructor de una política social en favor de los más desfavorecidos y defensor de la soberanía nacional y una proactiva defensa del medio ambiente, sino también que los planes imperialistas contra el gobierno  Bolivariano, incluyen la guerra civil, y para ello cuentan con la complicidad de los políticos de la oposición.

Afortunadamente, frente a los pocos políticos que abundan en indignidad como Almagro, en América Latina ya dijo Martí: “…hay otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres…En esos hombres van miles de hombres, va un pueblo entero, va la dignidad humana”. Por esa razón estamos seguros que los pueblos nuestros se levantarán en defensa de los patriotas venezolanos que defenderán en la calles su revolución Bolivariana. Vamos todos a solidarizarnos con el hermano pueblo de Venezuela, agredido por el imperialismo norteamericano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*