Guardias torturan a presos en Valledupar

0

Guardias en La Tramacúa burlan sentencia T-282/ 2014 violentando y aislando a prisioneros. Denuncia pública.

20150116-carcel-valledupar

La Fundación Lazos de Dignidad emite denuncia pública ante la comunidad nacional e internacional, organismos de derechos humanos y medios de comunicación, contra el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario de Colombia (Inpec) por violaciones a los derechos humanos cometidos contra prisioneros en la torre 5 de la penitenciaría “La Tramacúa” en Valledupar, departamento de Cesar, y alerta sobre aislamiento arbitrario con fines de malos tratos y tortura contra los prisioneros Álex Jimi Jimi (TD 5119), Jorge Luis Barrero Martínez (TD 5178) y Cristian Herrera Calero (TD 5350), de acuerdo a los siguientes:

Hechos

1. El 12 de enero de 2015, mediante comunicado público, los prisioneros en la torre 5 de la penitenciaría La Tramacúa denunciaron que alrededor de las 3:30 horas, dos guardianes agredieron físicamente al interno Leonardo Yepes (TD 3592), a quien sus compañeros de prisión auxiliaron, ante lo cual el Grupo de Reacción Inmediata (GRI) emprendió un operativo desproporcional, arrojando contra los prisioneros granadas lacrimógenas y golpeando en la humanidad a todo aquel que se interponía, mediante el uso de bastones de mando y armas contundentes no convencionales que los prisioneros describen como “un garrote cuadrado, un palo largo (mango de una pala), una pata de una mesa y dos tábanos (armas de electrochoque)”.

Debido al abuso de poder y uso desproporcional de la fuerza por parte del GRI, algunos prisioneros se subieron a la estructura del penal, a una altura de cuatro pisos, donde los guardianes, entre ellos el dragoneante Reyes, les echaron gas pimienta en los ojos y la cara, les golpearon las manos con sus bastones de mando pretendiendo tumbarlos, poniendo en riesgo la vida de los prisioneros, razón por la cual varios prisioneros intervinieron para socorrer a sus compañeros, siendo agredidos también por la guardia y finalmente a los internos en riesgo bajaron de las estructuras usando lazos improvisados de sabanas.

2. En consecuencia del hecho anterior resultaron heridos los siguientes prisioneros:

—Leonardo Yepes (TD 3592), con heridas abiertas en pómulo derecho donde le cosieron cuatro puntos, heridas en la ceja izquierda donde le cosieron dos puntos, además de otras laceraciones y hematomas.

—Álex Jimy Jimy (TD 5169), se desconoce la descripción de las heridas debido a aislamiento e incomunicación.

—Jorge Luis Barrero Martínez (TD 5178) se desconoce la descripción de las heridas debido a aislamiento e incomunicación.

—Cristian Herrera Calero (TD 5350), se desconoce la descripción de las heridas debido a aislamiento e incomunicación.

—Javier Enrique Ariza Nuñez (TD 5085), laceraciones y hematomas.

—James Bravo Luis Miguel (TD 3704), laceraciones y hematomas.

—Andrés Felipe Pérez Murillo (TD 5135), laceraciones y hematomas.

3. Los heridos fueron sacados del patio y asignados en la noche en los calabozos, en estado de total indefensión y algunos de ellos fueron devueltos al patio posteriormente, mientras Álex Jimi Jimi (TD 5119), Jorge Luis Barrero Martínez (TD 5178) y Cristian Herrera Calero (TD 5350), cumplen cuatro días de aislamiento e incomunicación en un calabozo que mide aproximadamente 3 x 2 mts el cual denominan “Villa Mosquito” debido a que está plagado de zancudos, donde los prisioneros no tienen acceso a la luz, al agua y según los denunciantes constantemente la guardia les lanza gases lacrimógenos.

Antecedentes recientes

En el mes de diciembre de 2014, el recluso Elkin Figueroa Rivera (TD 5073) protestó por no recibir atención médica y en respuesta la guardia lo golpeó y esposó, por lo que acudió a su defensa su hermano y compañero de prisión Óscar Figueroa Rivera (TD 5165), situación que generó un operativo de la guardia, por lo que los reclusos se subieron a la estructura del penal donde Óscar Figueroa Rivera intentó suicidarse, siendo auxiliado por sus compañeros de prisión.

Luego de restablecerse la calma, los mandos del operativo (teniente Sáchica, cabo Guerrero y cabo Mendoza) asumieron el compromiso de no golpearlos y procediendo a trasladar a los reclusos a celdas de aislamiento en total estado de indefensión, donde permanecieron durante toda la noche, siendo torturados con el uso de gases lacrimógenos en los genitales, golpes en su humanidad y lanzamiento de material fecal, siendo devueltos al día siguiente a la torre.

Consideraciones

Los hechos y antecedentes objeto de la presente denuncia constituyen una grave violación a los derechos humanos de los prisioneros en la torre 5 del Epcams “La Tramacúa” de Valledupar, donde los funcionarios de la guardia, mediante métodos de fuerza desproporcionados y abuso de poder, arrasaron con la dignidad humana y la integridad personal, tanto física como psicológica, de los ciudadanos bajo relación de especial sujeción ante el Estado colombiano, desconociendo totalmente la Constitución Política de Colombia y los instrumentos internacionales sobre protección de los derechos humanos y tratamiento a las personas privadas de la libertad, por lo que deben ser sancionados penal y disciplinariamente.

Estos hechos demuestran que el Epcams “La Tramacúa” de Valledupar continúa siendo un centro de tortura contra las personas privadas de la libertad, incumpliendo así la sentencia T-282 de 2014, mediante la cual la Corte Constitucional ordenó el cese de las arbitrariedad cometidas contra los prisioneros so pena de ordenar el cierre de dicho penal, sin embargo, queda probado que para la guardia de “La Tramacúa” esta sentencia no significa nada.

Rechazamos esta sistemática violación a los derechos humanos de los prisioneros en el Epcams “La Tramacúa” y en virtud de la labor que realizamos en la defensa de los derechos de la población reclusa presentamos al Estado colombiano las siguientes:

Peticiones

1. Que la Corte Constitucional colombiana declare el incumplimiento de la sentencia T-282 de 2014 y en consecuencia ordene el cierre inmediato del Establecimiento Penitenciario y Carcelario de Alta y Mediana Seguridad “La Tramacúa” de Valledupar, en razón a los hechos denunciados en el presente escrito.

2. Que el procurador general de la nación ejerza el poder preferente y abra investigación disciplinaria contra los funcionarios del Inpec responsables de las graves violaciones a los derechos humanos consumadas el 12 de enero de 2015 contra los prisioneros del Establecimiento Penitenciario y Carcelario de Alta y Mediana Seguridad “La Tramacúa” de Valledupar.

3. Que la Defensoría del Pueblo:

a. Realice visita urgente de verificación y recolección de testimonios de los prisioneros en la torre 5 del Establecimiento Penitenciario y Carcelario de Alta y Mediana Seguridad “La Tramacúa” de Valledupar.

b. Solicite al Instituto Nacional de Medicina Legal realizar valoración urgente a los prisioneros heridos en los hechos del 12 de enero de 2015, a fin de determinar las incapacidades médico-legales de las víctimas.

c. Que solicite a la Fiscalía General de la Nación abrir investigación penal contra los funcionarios del Inpec responsables las graves violaciones a los derechos humanos y delitos consumados el 12 de enero de 2015 contra los prisioneros del Establecimiento Penitenciario y Carcelario de Alta y Mediana Seguridad “La Tramacúa” de Valledupar.

d. Coadyuve ante la Corte Constitucional colombiana nuestra petición de cierre inmediato del Establecimiento Penitenciario y Carcelario de Alta y Mediana Seguridad “La Tramacúa” de Valledupar por violaciones graves a los derechos humanos cometidas contra los reclusos por la guardia del penal, aportando las pruebas recaudadas mediante visita de verificación.

e. Coadyuve ante el procurador general de la nación nuestra solicitud de ejercicio del poder preferente y abra investigación disciplinaria contra los funcionarios del Inpec responsables de las graves violaciones a los derechos humanos consumadas contras los prisioneros el 12 de enero de 2015.

Llamado a la solidaridad

De manera fraterna solicitamos a las organizaciones y personas solidarias de carácter nacional e internacional y medios de comunicación difundir la presente denuncia y dirigir cartas al Estado colombiano solicitando el cierre inmedianto del centro de tortura colombiano llamado Establecimiento Penitenciario y Carcelario de Alta y Mediana Seguridad “La Tramacúa” de Valledupar y sancionar a los responsables de las graves violaciones a los derechos humanos cometidas contra los prisioneros en los hechos del 12 de enero de 2015.