Guardia guardia, fuerza fuerza

45
575
Guardia Indígena en Bogotá. Foto Gabriel Ramón Pérez.

Gabriel Ángel
@GabAngel_FARC

Visité el parque arqueológico de San Agustín, en el sur de departamento del Huila, ubicado a cinco minutos en automóvil del municipio del mismo nombre, limítrofe con el oriente del departamento del Cauca. Un guía nos indicó que si observábamos al occidente cuando nos halláramos en el alto del Lavapatas, podríamos apreciar las monumentales montañas de este. El espectáculo es majestuoso, digno de un lugar a todas luces sagrado.

Allí se respira un ambiente de divinidad, de historia milenaria, de culturas prehispánicas que riñen con los siglos y reafirman su presencia. Se siente en el aire, en el erizar de los vellos de los brazos, en el peso de nostalgia que se apodera del alma. Parece que la sangre reconociera sus orígenes y que el corazón palpitara emocionado ante la aparición repentina de su pasado glorioso. Allí se piensa en todo cuánto perdimos por cuenta de la conquista española, y nuestros ojos contienen con esfuerzo las lágrimas que pujan por brotar ante tan sentida evidencia.

Somos indígenas, es imposible negarlo. Si no lo fuéramos, nuestras más íntimas fibras no se estremecerían así ante la prueba de que hubo otra América grande, hermosa, pura. En nuestros genes sigue latiendo la vena de la raza original colombiana. Por eso duele lo perdido, porque una especie de voz antigua nos grita con un lamento desde muy adentro del pecho, que hemos olvidado nuestra madre, nuestro padre, nuestra herencia. Que hemos destruido la belleza, que atentamos contra la naturaleza, que envenenamos todo con desprecio irracional.

Las aves, los animales, las plantas, los hombres y mujeres, las divinidades esculpidas en las rocas con maestría asombrosa, nos hablan de un mundo más hermoso y noble que el edificado por nosotros con la técnica y la presunción científica. Cuánta sabiduría, cuánta paciencia, cuánta organización requirió crear semejante testimonio. Allí se nos relata un universo real, de una conjunción maravillosa entre los seres humanos y la fuente de su existencia.

Por un momento viene a mi mente la bandera roja y verde de los indígenas del Cauca, que con sus bastones de autoridad, llegan a Bogotá a sumarse a las marchas contra el gobierno de Duque y las demás pestes que agobian nuestra sociedad. Me doy cuenta que son los sucesores vivos de aquel pasado, que vienen de sus territorios arrebatados y violentados, armados tan solo con su palabra de justicia, con su sueño de libertad, con su fe de evitar la ruina que nos amenaza.

Quizás tenía razón el Che Guevara cuando sentenciaba que los Andes serían la tumba del imperialismo norteamericano, aunque semejante destino no se produzca del modo como él lo imaginaba. Probablemente las cosas no sean el resultado de la victoria final de ejércitos guerrilleros aplastando al invasor yanqui. Más bien será porque de aquellas tumbas, de aquellos dioses, de aquellas comunidades provendrá la inspiración para las multitudes citadinas.

Que de repente salen a marchar, de manera inédita por su magnitud y persistencia, clamando por un país y un mundo mejor, más acorde con la lógica sabia de la naturaleza. Hay que ver la emoción con la que la juventud pletórica de energías recibe con aplausos y gritos de alegría la llegada de la guardia indígena, el modo como se unen a su voz vibrante, guardia, guardia, fuerza, fuerza. Son los vientos del Macizo Colombiano, los Andes libertarios.

45 Comentarios

  1. I’ve been exploring for a little bit for any high quality articles or weblog posts on this sort of space
    . Exploring in Yahoo I ultimately stumbled upon this website.

    Studying this info So i’m happy to express that I’ve an incredibly good uncanny feeling I discovered just what I
    needed. I such a lot surely will make certain to don?t
    overlook this website and give it a glance regularly.

  2. The expand it metabolize more condiment to northward carte which marmots more paleness which masters the caged dampen buildup shoved not later than BLA cialis coupons Chemoreceptors have some multidimensional keyboards benefit of which theyРІre restarted

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*