Grupo venezolano Iven: “La cultura, sostén de la revolución”

0
Víctor Moreno, Humberto Rivas y Eduardo Peña.

Inspirados en Simón Bolívar y Hugo Chávez hacen de la música su aporte revolucionario.

Víctor Moreno, Humberto Rivas y Eduardo Peña.
Víctor Moreno, Humberto Rivas y Eduardo Peña.

Hernán Camacho
@camachohernan

Una mezcla de estribillos, ritmos de tambores tradicionales de Venezuela y el batá cubano le sirvió al grupo venezolano Iven para sacar a la luz su tercera producción discográfica de nombre Alas del delirio. Iven estuvo de gira promocional por Colombia y visitaron VOZ. Humberto Rivas, Eduardo Peña y Víctor Moreno, cantante de la agrupación, estuvieron en la sala de redacción y nos relataron sus dos décadas de trabajo cultural junto a la revolución bolivariana. La cultura y la política en su país, y la tarea de construir el movimiento cultural de cantores del ALBA fueron los temas tratados en la sala de redacción.

–¿Qué es la nueva trova venezolana?

–Ese término de nueva trova venezolana está por construirse. Nosotros en particular lo hemos definido como los cantos del ALBA, la propuesta de nuestro comandante Chávez, y como un canto necesario. La trova viene de la escuela y legado de Alí Primera. Sin duda está influida por la trova cubana que incide en la música latinoamericana. Hay muchas agrupaciones en Caracas de nueva trova pero no se ha construido un concepto. Pero también puede ser un concepto del movimiento de artistas que defienden la revolución.

–¿Cómo son esos inicios de Iven?

–Tenemos 25 años de trayectoria. Nacimos en el año 1989, un año difícil en Caracas, pero nos juntamos en el proyecto Sueños por Venezuela, un grupo de cantantes que trabajamos en todo el país y al final del año nos tomábamos una ciudad importante para hacer música a pesar de la censura, la descalificación y los obstáculos. Fueron años difíciles de cantar por las calles, con dificultades a punta de sancocho y viche con letras que le tiramos duro al sistema viejo. Fuimos artistas de generar conciencia y menos proselitistas. Pero llega la primera campaña del comandante Hugo Chávez y desde ahí no nos bajamos de la revolución.

–Ese nombre, Hugo Chávez, representa una nueva era en Venezuela. ¿Qué pasa en esa era con la cultura?

–No tenemos duda de que la revolución se sostiene gracias al desarrollo de todas las artes, de la cultura. A raíz de la revolución han salido muchos grupos musicales que han cantado los logros de la revolución. A la hora de la muerte del Comandante, los jóvenes, por ejemplo, se tomaron las calles y está creciendo el arte popular y urbano de las composiciones de rap con conciencia, tal vez porque es más barato para crearse, tal vez porque la dinámica de las ciudades en Venezuela ha tomado fuerza. Es decir, todas las áreas de las artes son el soporte de la revolución. Hay muchas agrupaciones juveniles cantando, generando conciencia, halagando los logros de la revolución y también cantando los errores, que los hay.

–El trabajo Alas del delirio es un poema revolucionario. ¿Esa es la inspiración?

–La canción nace en Mérida y se hace en los llanos. Con un sentimiento bolivariano. Pero la inspiración es el Libertador y el momento latinoamericano: el renacer de los pueblos. Es una canción de transición del Libertador a Chávez, como elemento continuador de la emancipación. Ha tenido tanta acogida que hasta el presidente Nicolás Maduro, apenas la escuchó, la puso en cadena nacional y la vio todo el país. Es una canción que muestra la vida de Bolívar, su lucha, su vida las gestas libertarias, las traiciones que recibe. El autor es Gerardo Moreno, Lalo, y se concretó en Ecuador a manera de sintetizar la vida y obra del Libertador y como doscientos años después llega Chávez.

–Iven cantó en Cumbre de los Pueblos en Panamá.

–Fue interesante estar en ese escenario en un momento decisivo para el continente. La Cumbre de los Pueblos en Panamá llegó cargada de una agresión del imperio por el decreto de los Estados Unidos donde se declara, en la práctica, una guerra para nuestro país. Pero a Panamá llegó derrotado el imperio por el rechazo total que recibió de todos los países del continente. Nosotros amenizamos esa victoria de los pueblos. Una gran marcha con los movimientos sociales del continente en una ciudad hostil contra los venezolanos, pero estábamos firmes con la camisa roja y la foto de nuestro comandante.

–Hablaron con Chávez.

–Cantamos el himno nacional con él. Luego tuvimos varias oportunidades de hablarle sobre el desarrollo artístico de Venezuela. Y en la última etapa, después de su primera quimioterapia, escuchó el grupo Sur Consciente, que es de mis hijas, quienes cantaron la canción oficial de una exposición de turismo de Venezuela, y el propio comandante nos llamó para felicitarnos. Chávez estaba pendiente de los artistas, deportistas y a quienes se destacaban en el país.

–En Venezuela los artistas tienen posición política. Eso no se veía dos décadas atrás.

–Eran otros tiempos. Hablar de política y hacer arte es estar vivo. Incluso se hablan políticamente los errores de la revolución y por supuesto los aciertos. Hay muchos muchachos de nuevas generaciones que ya están hablando de política y están actuando en ella. La derecha es despreciable porque critica eso. La televisión pública está logrando que los artistas en Venezuela se conozcan y puedan opinar sobre la situación del país sin censura alguna. Esas nuevas generaciones son artistas nacidos en revolución.

–Hace poco se realizaron las primarias del PSUV, el partido de gobierno. ¿Cómo les fue a los artistas?

–Muy bien. Ya hay varios artistas en la Asamblea Nacional. Para las próximas elecciones se lanzarán más artistas de esa nueva generación. Para nosotros es un logro que estén nuestros cantores en la Asamblea porque van a defender la lucha cultural. Hay artistas que tienen una posición clara y firme.

–¿La nueva trova del continente en qué nota está?

–La música libertaria en el continente está candela. Lo hemos discutido con varios artistas. Hay procesos y dinámicas que se estancan pero en algún momento se animan, se movilizan y crean. Sabemos que hay que hacer un movimiento de artistas continentales. Nosotros estamos haciendo un disco que se llama: América Latina le canta a Alí Primera, y ya grabó por Colombia Julián Conrado. Y vamos en una nueva dinámica de cantores del ALBA.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=TlLyJVkxOPs[/youtube]