Grecia: Comunistas exigen abolir los acuerdos antipopulares

0

El proyecto de ley presentado por el Partido Comunista de Grecia es respaldado por la tendencia comunista al interior de Syriza.

159289.jpg_1226416028

KKE

Mientras que el gobierno de coalición Syriza-ANEL está avanzando a un nuevo acuerdo con la Unión Europea, que en esencia significa la ampliación del memorándum que había firmado el gobierno anterior de la Nueva Democracia y Pasok con la Troika de los acreedores (Unión Europea, Banco Central Europeo, Fondo Monetario Internacional) y los compromisos que emanan de estos acuerdos, el KKE procedió a efectuar un compromiso que hizo antes de las elecciones. Una vez más, el KKE presentó un proyecto de ley para la anulación de los acuerdos antipopulares con los acreedores (es decir los memorandos) y de las leyes antipopulares de aplicación y los convenios de préstamo que han sido aprobados en el parlamento por los gobiernos anteriores.

Cabe destacar que este proyecto de ley había sido presentado por el KKE incluso antes de las elecciones recientes. Entonces, Syriza había apoyado esta propuesta, como parece por razones puramente propagandísticas, mientras que hoy como gobierno ha llegado a un nuevo acuerdo con los acreedores y ha asumido nuevos compromisos antipopulares con ellos.

Qué intereses expresa la política del gobierno está demostrado por el llamamiento de la Federación Helénica de Empresas (SEB) de que se apoyen activamente las “reformas incluidas en el acuerdo del gobierno de coalición”.

La iniciativa del KKE de presentar un proyecto de ley para la abolición de todos los acuerdos y leyes antipopulares aprobados en base a estos acuerdos (más de 300 leyes de aplicación) apoya la lucha de los trabajadores y del pueblo por el desmantelamiento del marco antiobrero y antipopular que no se ha visto afectado por el gobierno de coalición Syriza-ANEL, así como la lucha por recuperar todo lo que se ha perdido durante el período de la crisis. Todo eso ha sido abandonado por el gobierno de coalición incluso como consigna.

Este será el contenido de la gran manifestación organizada por el KKE para el viernes 27 de febrero por la tarde fuera del parlamento.

Una oportunidad única para revocar el humillante acuerdo

Tendencia Comunista de Syriza

La Tendencia Comunista de Syriza declara su total apoyo a la iniciativa del Partido Comunista de Grecia (KKE) que presentó un proyecto de ley al parlamento para derogar los memorandos. Cada parlamentario de izquierda en Syriza tiene ahora la oportunidad de criticar el acuerdo humillante con la troika, que fue firmado por el gobierno. Esto proporciona una oportunidad para forzar a la dirección del partido y el gobierno a dar marcha atrás a este acuerdo con la Troika y liberar al país de las limitaciones que les imponen los acreedores y sus políticas.

El proyecto de ley presentado por el Partido Comunista ofrece una gran oportunidad para enviar un mensaje claro de la unidad de la clase y decisión de lucha. Al votar a favor del proyecto de ley por el KKE hoy, los diputados de izquierda de Syriza pueden revertir el estado de ánimo de frustración que se ha extendido dentro del pueblo trabajador después de los últimos acontecimientos. Ellos pueden demostrar que, en la práctica, con la unidad de la izquierda, grandes cambios sociales y políticos, que hacen parte de los principios fundacionales del partido, pueden convertirse en una realidad inmediata.

Aquellos miembros que se nieguen a votar a favor de la propuesta del Partido Comunista y que se unan a los partidos burgueses en la votación deben ser conscientes de que están eligiendo un bando que los pone oficialmente en oposición a los intereses de quienes los eligieron. La Tendencia Comunista de Syriza ha criticado en repetidas ocasiones, desde un punto de vista marxista, por escrito, la táctica de la dirección del Partido Comunista, ya que debilita la unidad de la clase obrera, que es un tema de vital importancia.

Ahora felicita a los camaradas comunistas por presentar esta propuesta, que ofrece una oportunidad real para actuar en lugar de hablar, por la revocatoria de los acuerdos y por la unidad de quienes defienden los derechos e intereses de los trabajadores.