Foro de Participación Política: Segunda cita

0
El Foro de la Participación Política es un adelanto de la riqueza de la discusión en La Habana y en el país sobre las reformas política y electoral para fortalecer la democracia en función de la paz.

Nuevamente se convoca a los colombianos a participar en un Foro. Esta vez se recogerán insumos para la participación política

El Foro de la Participación Política es un adelanto de la riqueza de la discusión en La Habana y en el país sobre las reformas política y electoral para fortalecer la democracia en función de la paz.
El Foro de la Participación Política es un adelanto de la riqueza de la discusión en La Habana y en el país sobre las reformas política y electoral para fortalecer la democracia en función de la paz.

Hernán Camacho

Luego de integrarse a la delegación de paz, el comandante Pablo Catatumbo, integrante del Secretariado Nacional de las FARC-EP, se dio a conocer el 14º comunicado conjunto de las delegaciones de esa guerrilla y el gobierno colombiano, entregando la fecha del nuevo ciclo de conversaciones e invitando al Foro de Participación Política, segundo tema en la agenda para la terminación del conflicto. “Trabajamos para cumplir las expectativas de la sociedad sobre un pronto acuerdo y para hacer realidad el clamor nacional: la paz estable y duradera”.

Tres semanas de receso les sirvieron a las delegaciones para definir propuestas de entendimiento en lo que muchos han denominado la recta final del tema de tierras y desarrollo rural. Fuentes allegadas al proceso de paz le contaron a VOZ que no hay el mínimo amago de crisis. Y al margen de tales especulaciones, estas semanas sirvieron para que las delegaciones afinaran iniciativas y fórmulas para destrabar temas que aún no están con pleno consenso.

Insumos a la mesa

Y es que no es fácil construir un acuerdo en el tema agrario. De ahí la importancia de la participación de representativos sectores del agro que se hicieron presentes en el foro agrario hecho el pasado diciembre en Bogotá, con el auspicio de la Universidad Nacional y las Naciones Unidas. Apelar a las propuestas allí expuestas es enriquecer la discusión y parece el camino más razonable para acelerar un pronto acuerdo.

Por eso la mesa de conversaciones convocó a los colombianos a una segunda cita. El Foro de Participación Política, los días 28, 29 y 30 de abril, es un escenario que pretende no solo involucrar de manera efectiva a los colombianos en el proceso sino también recoger las propuestas que en materia de participación se requieren para hacer efectiva la paz.

Al Foro están invitados los partidos políticos, los movimientos sociales y políticos, los medios de comunicación, personalidades democráticas y comunidad internacional con el objetivo de que aporten luces para hacer efectiva una participación política no solo de la insurgencia, que hoy se sienta en la mesa, sino también de los sujetos políticos tradicionalmente excluidos de la participación política con una visión de país nunca escuchada, y aquellos movimientos que surjan fruto de la firma del acuerdo.

Los temas a tratar

El segundo punto en la Agenda para la terminación del conflicto incluye tanto la participación política de la insurgencia en un eventual escenario de fin del conflicto, los mecanismos democráticos de participación ciudadana, las medidas efectivas para promover la participación en la política nacional, regional y local de todos los sectores, incluyendo la población más vulnerable, en igualdad de condiciones y con garantías de seguridad, como también las garantías políticas para la oposición y el acceso a los medios de comunicación.

Desde ya se perfilan proposiciones para el Foro. Voces como la de la ex senadora Piedad Córdoba, vocera de Marcha Patriótica, han señalado que hoy no podría ningún movimiento político diferente a los partidos tradicionales participar en elecciones justas y con garantías plenas. La razón es vox populi: el que escruta elige.

Un sistema democrático de participación electoral debe garantizar, por ejemplo, que casos como el denunciado recientemente en el Valle del Cauca no se repita. Las elecciones del pasado año en ese departamento evidenciaron una registraduría paralela con acceso a las actas del conteo y a los sistemas de información que pueden alterar los resultados, le suman o le restan votos al candidato que pagó su elección. Ese tipo de fraude es cotidiano en Colombia.

Participación efectiva

Otros analistas señalan que el Foro de Participación Política será la oportunidad para replantear las reglas del juego y que no se vuelvan a repetir ejercicios electorales que manifiestan el descontento popular y una apatía total a la política. El caso del departamento del Huila es vivo ejemplo de ello.

La desconfianza del electorado fue tal que el voto en blanco se convirtió en la mejor y única opción para derrotar al candidato tradicional de la Unidad Nacional en las elecciones de apenas hace un mes. El abstencionismo ganó la jornada pues solamente tres de cada 10 opitas habilitados para ejercer el voto acudieron a las urnas. Y si repasamos la abstención general del país en elecciones nos encontramos cifras similares.

Las garantías a la oposición será otro de los temas para el Foro. El estatuto de la oposición, en deuda desde la Constitución de 1991, podría ser parte de ese instrumento por el cual se ratifiquen las garantías políticas fruto del acuerdo de paz. El derecho a la oposición debe ratificarse, dicen expertos, en la práctica y no solamente entregando prelación a los partidos políticos, también a los movimientos sociales y populares, que marchan y reclaman derechos desde las calles y no únicamente en el parlamento, tienen derecho al ejercicio pleno de la oposición.

Temores a los sin voz

Los mensajes equivocados al país desde el Gobierno Santos en declaraciones de su ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, o el otrora ministro del Interior Germán Vargas Lleras en torno a la movilización de sectores como Marcha Patriótica son consecuencia de la ausencia de garantías políticas reales. Luego de la movilización de un millón de personas el 9 de abril, las acusaciones infundadas sobre la financiación de Marcha Patriótica hicieron que su vocera Piedad Córdoba pusiera el dedo en la llaga: “El hecho de que no exista un estatuto de la oposición que garantice que nuestra participación es democrática y es legítima da para ese tipo de aseveraciones”

De hecho si se hiciera memoria la ausencia de garantías a la oposición es parte del eje fundacional del conflicto. Desde el campesinado de Marquetalia hasta la guerra sucia contra el Partido Comunista Colombiano y el genocidio de la Unión Patriótica, todo está circunscrito a la ausencia de garantías para la voz disidente.

Y sí que es importante el tema. En palabras de Carlos Lozano, vocero de Marcha Patriótica, se debe tener en cuenta que hoy la oposición a las políticas gubernamentales está en manos de la izquierda del país, pero mañana en un viraje político puede dejarse en el escenario de la oposición a los que hoy son gobierno.

Acceso a medios

Uno de los páneles que servirán para ambientar las propuestas del Foro será el que dé a conocer las impresiones de los principales directores de medios de comunicación. Carlos Lozano, director de VOZ; Roberto Pombo, director de El Tiempo; y Darío Arizmendi, director de Caracol Radio; harán parte del panel. El acceso a medios de comunicación es parte de las garantías que se deben otorgar a la oposición en Colombia. La democratización del acceso a los medios de comunicación es pilar fundamental de la paz duradera y estable.

Los invitados internacionales vendrán de aquellos países que hoy transitan estadios de paz y que pretenden poner sus experiencias al conocimiento de los participantes en el Foro. Queda entonces abierta la posibilidad, como sucedió con el tema agrario, de que distintos sectores se pronuncien sobre la importancia de las garantías de participación política para un nuevo país.