Fecode volvió a las calles

0
Profesores de Bogotá en mitin frente a la sede de la Fiduprevisora. Foto J.C.H.

La Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación, Fecode, realiza protestas en todo el país reclamando cumplimiento de lo acordado en lo relacionado con sus servicios de salud. Los profesores de Bogotá manifiestan que se sigue implementando la jornada única sin evaluar las condiciones, como quedó acordado con el Gobierno nacional en el pasado paro

Juan Carlos Hurtado Fonseca

El magisterio nacional convocó una jornada de protesta por la salud y la vida de los educadores, en la que participaron docentes de todo el país quienes se manifestaron en las ciudades capitales, para exigirle al Gobierno nacional una contratación transparente para la atención en salud de los profesores y sus familias.

“Es una contratación que vale 5,6 billones de pesos porque es para alrededor de 900 mil personas entre maestros y beneficiarios afiliados al Fondo de Nacional de Prestaciones Sociales del Magisterio, y el Gobierno lleva más de 16 meses haciendo la contratación, ahora la declara desierta, pero lo que nos preocupa es que se sigan prorrogando los contratos con las actuales entidades porque no prestan un servicio de salud digno. Tenemos problemas en urgencias, medicamentos, citas con especialistas; por eso exigimos contratación ya”, dijo William Agudelo, presidente de la Asociación Distrital de Educadores, ADE.

Según el dirigente sindical, el Gobierno dilata el proceso porque detrás hay poderes políticos, representados en senadores que manipulan esos contratos. “Entre ellos está Armando Benedetti que maneja los contratos y el personal de la Fiduprevisora”, comenta el presidente de la ADE.

Un viejo problema

El tema de la salud es uno de los más importantes de la problemática de los profesores y siempre ha estado en el centro de las discusiones en las negociaciones y en los paros que el magisterio ha realizado. Es así como ha sido un punto de acuerdo en varias de las negociaciones, aunque sin soluciones de fondo. Según William, el Gobierno dice que han estado en el proceso de contratación, y los maestros esperan que esta no se vaya a declarar desierta.

Por eso alrededor de 500 profesores estuvieron frente a la sede de la Fiduprevisora en Bogotá, el pasado 24 de agosto, mientras en las ciudades capitales de departamento otros tantos hacían lo propio y manifestaban incumplimientos gubernamentales en lo pactado en el pasado paro.

La Federación se pronunció explicando la jornada: “El magisterio nacional volvió a salir a las calles con motivo de la jornada nacional de protesta por los derechos a la salud y la vida. Es una exigencia con carácter de prioridad por parte de los maestros y sus familias, pues el actual servicio de salud está ‘en urgencias’”.

El presidente de Fecode, Carlos Rivas, explicó: “El comité ejecutivo de la Federación y la junta nacional han tomado la decisión que daremos una jornada, donde en parte vamos a las clases y en la otra haremos mítines, encuentros, movilizaciones, lo que cada una de las organizaciones sindicales considere conveniente. Es indiscutible que esta es una lucha por la defensa de la vida y por el principio fundamental a mejores condiciones de salud”.

Fecode concluyó anotando: “La exigencia al Gobierno nacional y la Fiduprevisora es que no prioricen el negocio, sino que aseguren condiciones para respetar el derecho a la salud. La protesta se vivió en todas las capitales del país, de diferentes maneras, de acuerdo a las orientaciones de los sindicatos filiales”.

Finalmente, los educadores del país manifestaron estar dispuestos a salir a las calles, en el ejercicio de su justo derecho a la protesta y a la libertad sindical, a reclamar respeto por su salud y la de sus familiares.

Bogotá

En el mismo sentido y por incumplimientos, los nueve miembros de la junta directiva de la ADE, el pasado 15 de agosto ya habían hecho una toma a la Secretaría de Educación, en la que reclamaban por las imposiciones de esta institución en el tema la jornada única, que según ellos, irrespeta los acuerdos con el Gobierno nacional.

“Han sancionado, hecho descuentos y sacado a docentes provisionales que participaron en el paro, y como no se han querido reunir con los maestros, nos vimos en la necesidad de ocupar la Secretaría para reunirnos con la Secretaria directamente. Levantamos la toma porque al día siguiente tuvimos una reunión con la Veeduría y la Personería en la que se cuadró una reunión para ocho días después y a esta se comprometió a estar la Secretaría, pero nos reunimos y ella no asistió. Es decir, no quieren darle solución a la problemática de Bogotá que tiene que ver con jornada única; con alimentación; ya que le dan a los estudiantes comida deteriorada sin las condiciones que dicen los contratos”, expresó el presidente de la ADE.

Para esta asociación de profesores bogotanos, hay incumplimiento de los acuerdos de Fecode y el Gobierno nacional porque se dijo que había que analizar las condiciones de las jornadas únicas, y si había que reversarlas se hacía: “Pero en Bogotá los siguieron implementando y han pasado por los colegios a obligar a los maestros a continuar con la jornada única, con aumento de la jornada laboral de seis a ocho o nueve horas diarias”.

Los profesores deben permanecer seis horas diarias en las instituciones educativas y dos en preparación de sus clases. Ahora, para cumplir la jornada única los dejan las seis horas, pero no de manera seguida sino repartidas en el día, lo que implica estar casi todo el tiempo en los colegios.

@Aurelianolatino 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*