ETB: Lo que quiere vender Peñalosa

0
Portal interactivo de la ETB en Bogotá.

Esta empresa, patrimonio de los bogotanos, genera dividendos no solo económicos sino sociales, que se perderán si es entregada al capital privado. La regulación de tarifas de los servicios en telecomunicaciones es una de sus principales responsabilidades

Juan Carlos Hurtado Fonseca
@aurelianolatino

A pocos días de su posesión, el alcalde mayor de Bogotá, Enrique Peñalosa, ya anunciaba su intención de vender la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá, ETB. En declaraciones a un medio de comunicación afirmó: “Lo que hay que pensar no es que tenemos unas acciones en la ETB, sino que tenemos un dinero que pueden ser mil millones de dólares, con los cuales se podrían hacer muchos colegios para que más niños estudiaran en jornada completa, se podrían hacer vías, se podrían hacer parques, o podemos comprar unas acciones en una empresa de teléfonos”.

En otras palabras, el propósito del Alcalde también puede ser vender la empresa de telecomunicaciones para comprar acciones en una empresa de teléfonos. Para muchos el anuncio no fue sorpresa, aunque en amplios sectores bogotanos causó indignación.

Las respuestas no tuvieron demora y desde diferentes dinámicas organizativas empezaron una serie de reuniones para ver cómo responder a la medida gubernamental. Usuarios, sindicatos, estudiantes, centrales obreras, trabajadores de la empresa, concejales de la ciudad y partidos políticos de izquierda, se han movilizado por la ciudad expresando su rechazo. Pero también han reactivado la Coordinadora Distrital por la Defensa de lo Público para generar dinámicas en toda la ciudadanía que permitan responder con fuerza y evitar la venta.

Algunas cifras

Según el Informe de Gestión y Sostenibilidad 2014 de la ETB, ese año la empresa obtuvo utilidades por 370.531.188 pesos, las más altas en los últimos 20. Además, el patrimonio de la compañía creció en 25.64% entre 2012 y 2014, y su pasivo disminuyó 29,18% en el mismo periodo.

El mismo documento dice: “Hoy contamos con más de 854 mil hogares pasados con Fibra Óptica al Hogar (FTTH), es decir, que la red pasa enfrente de sus residencias, y con 20 mil hogares conectados (clientes que ya tienen los servicios de fibra óptica); se puso en marcha la Televisión Interactiva Digital, la mejor plataforma de América Latina, destacándose su calidad; el despliegue de los anillos de fibra óptica en Medellín, Bucaramanga, Barranquilla y Tunja, ciudades donde se consolidó la presencia nacional de ETB para fortalecer la oferta corporativa; y los Servicios Móviles 4G a nivel nacional, con una de las ofertas de datos y voz más competitivas del mercado”.

Las anteriores son apenas unas pocas cifras que dan una dimensión del significado económico y social de la entidad de los bogotanos.

Por eso, ante los anuncios el sindicato de trabajadores de esta empresa, Sintrateléfonos, reaccionó: “Peñalosa insiste nuevamente en vender la ETB para entregarla al capital privado, además, de manera irresponsable ha puesto a la opinión pública un valor estimado sin tener en cuenta un estudio técnico previo que constate el precio real de la empresa. Si el señor posa de buen gerente que la administre y no entregue esa responsabilidad a terceros”.

Y aunque para el sindicato la empresa no ha tenido buenas administraciones: “La ETB ha sido fundamental para los ingresos de la ciudad. Entre 2013 y 2015 la ETB entregó dividendos para Bogotá por más de medio billón de pesos y de estos, más de 10 mil millones fueron destinados a la Universidad Distrital. El aporte fiscal que realiza la empresa para el desarrollo social de la ciudad es transcendental y debe mantenerse a largo plazo. La empresa se está modernizando teniendo redes de fibra óptica y finalmente; a qué multinacional se va a beneficiar con esta inversión”.

Se preparan movilizaciones

La Asociación Nacional de Técnicos en Telefonía y Comunicaciones Afines, Atelca, que agremia a la gran mayoría de los técnicos como ingenieros en telecomunicaciones, ingenieros electrónicos e ingenieros en sistemas de ETB, también se manifestó en contra de la privatización.

Martha Alejandra Wilches, fiscal de Atelca, explicó que la ETB por ser en su mayoría del Distrito permite la regulación de las tarifas de los servicios en el mercado. Asimismo: “Es una empresa que ha participado en la masificación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, TIC, por lo que hay portales interactivos en las localidades, especialmente en Ciudad Bolívar, que dan acceso a sus habitantes a cursos de capacitación gratuita, servicios de telecomunicaciones y portales interactivos. Ha participado en el programa del Viceministerio de las TIC Plan Vive Digital que masifica estos servicios, y de sus utilidades la ciudad ha invertido en infraestructura. La falta de esos ingresos seguramente se recuperará con alzas en impuestos”.

Por todo lo anterior, los sindicatos han tenido reuniones en las que planean acciones de sensibilización, movilización y debates en el Concejo Distrital, para defender a la empresa patrimonio de todos los bogotanos. Las iniciativas se fortalecen porque también los sindicatos dicen que el burgomaestre quiere vender el Acueducto.

Sobre el valor que dio Enrique Peñalosa para la venta de la empresa, la dirigente sindical de Atelca también se pronunció: “Las declaraciones del Alcalde han sido irresponsables porque no tiene cifras, ni valores, aún están en el proceso de empalme, pero ha manifestado el interés de vender las empresas públicas, y como sabemos, porque así ha pasado, esos dineros quedarán en los bolsillos de unos pocos”.

Según Martha Alejandra Wilches, el debilitamiento de la entidad para desvalorizarla y justificar su venta a bajo costo, ya empezó con la instrucción del Alcalde de recortar presupuesto en todos los niveles: “Busca que la gente esté inconforme con el servicio, por eso no hay inversión. Ya los diferentes secretarios han salido a decir que se ordenó un recorte y ya lo estamos sintiendo. Por ejemplo, el dinero que se destinaba para hacer los diseños para el tendido de fibra se suspendió, y ese es uno de los proyectos pilotos de la empresa. La Administración nos dice que ese proyecto se acabó porque no hay presupuesto, eso ayudará al marchitamiento. Porque aunque con la pasada administración de la ciudad hubo muchas cosas con las que no estuvimos de acuerdo, como la tercerización y la conmutación pensional, hizo muchas cosas buenas como una importante inversión que la empresa requería”.