En Medellín, detenida política se cose la boca en protesta contra el Inpec

0

La vulneración a los derechos humanos de los presos en El Pedregal es una constante.

carcel-pedregal

Hace cinco días, Liliana Patricia Ulloa, detenida en la cárcel El Pedregal de San Cristóbal, corregimiento de Medellín, decidió coserse los labios para protestar contra la negligencia del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario -Inpec-. Según la denuncia hecha por la Fundación Comité de Solidaridad con los Presos Políticos -FCSPP-, la institución no ha cumplido con la sentencia fallada a favor de Ulloa y en la que se le concede el beneficio de casa por cárcel.

La solicitud del organismo defensor de derechos humanos y la detenida es que el Inpec asuma la responsabilidad por las consecuencias físicas y psicológicas tenga luego de las medidas de presión que tuvo que acoger. Además, se pide una investigación

En la denuncia dirigida al ministerio del Interior, se afirma también que la vulneración a los derechos humanos de los presos en El Pedregal es una constante.

Antecedentes de El Pedregal

En denuncias públicas pasadas, se mencionan irregularidades y vulneraciones a los presos y presas. Desde su inauguración el 21 de julio de 2010, se han presentado denuncias sobre hacinamiento, limitado acceso al sol y al agua, malos tratos de la guardia, entre otras problemáticas que ponen al centro, como víctimas, a los presos y presas.

La organización Traspasa los Muros afirmó el año pasado en su página web que el colectivo de presos políticos recluidos en ese penal denunció el mal trato a las visitas familiares por parte del Inpec: “A una visitante de un compañero nuestro la obligaron a quitarse toda su ropa para registrarla. Le hicieron mostrar sus partes íntimas”. Mencionan que es una conducta reiterativa y que además se presenta hacinamiento: “La cárcel está distribuida de la siguiente manera: 52 celdas, cada una con capacidad de 4 personas. En estos momentos cada una tiene 5 personas. Eso sucede en todos los patios”.

Por su parte, la FCSPP denunció en el 2011 los abusos de la guardia con las mujeres detenidas quienes manifestaron que, al protestar por la mala alimentación fueron reprimidas por los efectivos del Inpec, dejando como saldo diez presas llevadas a aislamiento en la Unidad de Tratamiento Especial de la cárcel.

Estos son solo un par de los casos denunciados por las organizaciones defensoras de los derechos de los presos en El Pedregal, ante los cuales aún no hay soluciones. Hasta la fecha, las autoridades competentes tampoco no se han pronunciado sobre el caso de Ulloa, afirmó la FCSPP.

Colombia Informa