En huelga de hambre preso político en cárcel de Valledupar​

0
477

Con esta medida Aris Alberto Carrillo Pinto solicita con urgencia ser remitido al Hospital Pumarejo de Valledupar para que se le ofrezca el tratamiento adecuado.

20150727Aris Alberto Carrillo

La Fundación Lazos de Dignidad emite acción urgente en beneficio del prisionero político Aris Alberto Carrillo Pinto, recluido en el Establecimiento Penitenciario y Carcelario de Alta y Mediana Seguridad “La Tramacua” de Valledupar, quien se declaró en Huelga de Hambre indefinida desde el día sábado 25 de julio de 2015, debido a que padece deterioro de su estado de salud por omisión de tratamiento médico y trato degradante, de acuerdo a los siguientes:

Hechos

1. El prisionero político Aris Alberto Carrillo Pinto fue capturado en el año 2013, con heridas de guerra causadas en su pierna derecha; estando en reclusión fue sometido a una cirugía en la que le incorporaron un tutor (tornillos de metal) en su pierna, pero no recibió tratamiento post-operatorio durante más de un año, situación que afectó al prisionero con fiebres, fuertes dolores y drenaje de un líquido amarillo de mal olor en su pierna; en este tiempo, tanto el prisionero como la FLD interpusimos acciones jurídicas reclamando adecuado y oportuno tratamiento médico hasta lograr un fallo judicial de tutela que ordenó al Inpec y a Caprecom atenderlo, sin embargo, el fallo se ha incumplido sistemáticamente con el agravante de que el prisionero ha sido víctima de torturas en represalia a su acción de denuncia, como ocurrió el 3 de febrero de 2015, cuando le fue vaciado un frasco de gas pimienta por debajo de la puerta de su celda, en momentos que se preparaba para el descanso nocturno, al reaccionar el prisionero para protegerse de los efectos del gas, perdió el equilibrio y en se cayó de la cama lastimándose la pierna herida, sufriendo sangrado e intenso dolor, pidió a gritos ayuda pero fue ignorado por la guardia de turno del Inpec hasta el día siguiente; este hecho fue denunciado por el prisionero y a pesar de existir testimonios que comprometen a los guardias Jose Carrascal y Pallares en el acto de tortura, a la fecha no se ha impartido sanción alguna.

2. El 14 de abril de 2015, el prisionero político fue remitido a cita médica, en la que el médico tratante le informó que requiere la amputación de 10 cm de su pierna, debido a que por omisión del tratamiento no había surtido efecto la primera cirugía; en la misma cita, fue emitida orden médica de retiro del tutor (tornillos de metal) y uso de zapato ortopédico para equilibrar la disminución de su pierna derecha, pero tampoco ha sido cumplida esta orden médica por parte del Inpec, a pesar que el prisionero y la FLD han insistido en dicho trámite.

3. El 2 de julio de 2015, el prisionero político sufrió una caída en la que su rodilla alcanzó a doblarse sufriendo un dolor intenso, siéndole suministrado el medicamento tramadol.

4. El 22 de julio de 2015, Aris Alberto Carrillo Pinto nuevamente sufrió una caída, la respuesta del Inpec fue suministrarle tramadol y omitir la orden medica de remisión a especialista, razón por la cual el prisionero político retiró los tronillos externos el tutor y de inmediato avisó a la guardia de turno, insistiendo en la petición del cumplimiento de su remisión.

5. El 25 de julio de 2015, el prisionero político Aris Alberto Carrillo Pinto se declaró en huelga de hambre indefinida, debido a que padece intenso dolor, el medicamento no le hace efecto, el hueso de su pierna rechaza los tornillos y presentando otra vez drenaje de líquido y fuerte dolor, solicitando con urgencia ser remitido al Hospital Pumarejo de Valledupar para que le sea retirado el tutor inmediatamente y se le ofrezca el tratamiento adecuado.

Consideraciones

El prisionero político Aris Alberto Carrillo Pinto ha cumplido 48 horas en huelga de hambre y el Inpec únicamente se ha limitado a enviar funcionarios de policía judicial para tomar la anotación del caso, persistiendo su omisión al cumplimiento a una orden medica emitida desde hace tres (3) meses.

Esta situación vulnera tanto la dignidad humana como la integridad personal del prisionero y constituye un acto tortuoso sistemático que ocasiona en la victima de Estado daños que no está en capacidad de resistir.

Es responsabilidad del Estado garantizar los derechos humanos de la población reclusa que se encuentra bajo condición de especial sujeción, por tanto la Fundación Lazos de Dignidad mediante la presente acción presenta públicamente las siguientes:

Peticiones

1. Que el director general del Inpec intervenga con carácter urgente en el presente caso y ordene a la dirección del Epcamsval “La Tramacúa” dar cumplimiento inmediato a la orden médica emitida desde el 14 de abril de 2015, consistente en el traslado del prisionero político Aris Alberto Carrillo Pinto al Hospital Pumarejo para que le sea retirado totalmente el tutor de su pierna derecha y se le entregué el zapato ortopédico que requiere.

2. Que la Defensoría del Pueblo y el Comité Internacional de la Cruz Roja Realicen visita de verificación de la situación del prisionero político Aris Alberto Carrillo Pinto y activen los mecanismos de protección de sus derechos.

Colombia, Julio 27 de 2015