“En Colombia no solo hay fútbol”: Esteban Chaves

0
37
Esteban Chaves al recibir la camiseta rosa que lo identificaba como líder de la competencia.

Solo tres colombianos han tenido la capacidad de portar la camiseta rosa que caracteriza al mejor de la segunda competencia ciclística más difícil del mundo. Nuevo podio cafetero en Italia

Juan Carlos Hurtado Fonseca
@aurelianolatino

Más alegrías que tristezas vivieron los latinoamericanos amantes de uno de los deportes más difíciles del mundo, el ciclismo, cuando siguieron día a día las 21 etapas de la edición 99 del Giro de Italia.

Alegrías similares a las que sintieron cuando en 2013 Rigoberto Urán quedó en segundo lugar de esa carrera y en 2014 se vistió de rosa, aunque volvió a ocupar el segundo puesto. El primero lo obtuvo Nairo Quintana.

Este año, fueron primero alegrías porque el costarricense Andrey Amador, del Movistar, portó la maglia rosa durante una etapa y siempre obtuvo posiciones destacadas, cumpliendo con su labor de ayuda al español Alejandro Valverde, capo de esas filas y quien obtuvo el tercer lugar del podio. El tico finalizó en la octava posición de la clasificación general.

Los colombianos también vivieron alegrías por los tres nacionales que se ubicaron en el top 10 de la general y otro más en el puesto 17, convirtiendo a Colombia en el país que más gladiadores puso en el selecto grupo de los primeros 10, por encima de Francia, España, Italia, Holanda y otras potencias en esta disciplina. Fue así como Esteban Chaves del equipo australiano Orica GreenEdge su subió al podio en el segundo lugar, después de haber portado la camiseta rosada en la etapa 20; Rigoberto Urán del Cannondalea quedó séptimo y Darwin Atapuma del BMC, noveno.

Alegría también por el triunfo en la etapa reina del Giro por parte de Chaves, trayecto denominado así por su gran complejidad de montaña, en la que el corredor sacó la casta por la que son reconocidos los colombianos.

Alegría y esperanza porque un pedalista nacional de tan solo 20 años, Daniel Martínez, debutó y terminó un Giro como gregario del Wilier Triestina-Southeast, y aunque se ubicó en el puesto 89 entre 200 profesionales que iniciaron la competencia, ya cuenta con semejante experiencia a tan corta edad.

La etapa de la tristeza

También alegrías porque el antioqueño Rigoberto Urán mantuvo una regularidad durante toda la carrera, aun superando una virosis que afectó hasta a los mecánicos de su equipo, y porque siendo de distintas escuadras se propuso ayudar a Esteban Chaves a mantener el liderazgo en la etapa 20. Lo intentó cuando el Chavito se quedó corto para responder el demoledor ataque del local Vicenzo Nibali, aunque el bogotano no pudo seguir su rueda para conservar la camiseta y llegar a Turín vestido de rosa.

Al final del recorrido Chaves agradeció y reconoció no haber podido hacer más y haber sido superado por Nibali: “Hoy ha sido la etapa más difícil de mi vida. (…) Dimos lo máximo que pudimos. Si hace tres años me dicen que voy a estar en el podio del Giro de Italia, no lo creo. No hay excusas, simplemente no había piernas, el equipo hizo todo lo que pudo, Rigoberto hasta el final me dio una mano, pero no había con qué. Estamos contentos con el resultado porque dimos el máximo y como siempre he dicho, esto es solo una carrera en bicicleta”. Era evidente que el italiano había mostrado su superioridad en preparación física, psicológica y experiencia, y sobre todo, en contar con un excelente equipo con corredores listos a ayudarlo en cualquier terreno.

Para muchos, fue la falta de mejores gregarios lo que no permitió que el bogotano se trajera para el país por segunda vez el triunfo en esa justa. Aun así, el colombiano no piensa abandonar el Orica porque fue quien le tendió la mano, quien creyó en él cuando apenas se recuperaba de una complicada cirugía, luego de un accidente que por poco lo deja fuera de las competencias y hasta con la pérdida de movilidad en uno de sus brazos.

Según versiones de prensa, el equipo no tiene entre sus planes reforzar sus filas con pedalistas que puedan ayudar al colombiano a conseguir grandes logros, pero VOZ conoció que se adelantan conversaciones con el IAM Cycling para que el escalador colombiano Jarlinson Pantano pase a ser de gran ayuda de Chaves desde mediados del presente año. Sin duda será un gran coequipero, aunque falta mucho.

La tristeza también se sintió cuando en la etapa 19, una fuerte gripa obligó al retiro de la carera, de Carlos “El Bananito” Betancur quien milita en el Movistar.

El futuro

El futuro del ciclismo colombiano es prometedor si se tiene en cuenta que hay jóvenes de las calidades y experiencia en Europa como Nairo Quintana, Miguel Ángel López, Dayer Quintana, Darwin Atapuma, Esteban Chaves, Daniel Martínez y el mismo Rigoberto Urán.

Este último fue descalificado en un diario nacional en el que se dijo que era un segundón, que no había ganado nada importante y que a su edad (29 años) su mejor época ya había pasado. Cabe recordar que Alejandro Valverde este año corrió su primer Giro de Italia a los 36 años y ocupó el tercer puesto de la general, y que un podio en una de las grandes o una medalla en Juegos Olímpicos es un gran triunfo que desea todo profesional del ciclismo.

Pero para avanzar en este y otros deportes se debe hacer mucha inversión, y corregir muchos procedimientos gubernamentales y de los medios de comunicación. Por eso las palabras del carismático corredor cuando al ganar la etapa del Giro le envió un saludo al alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, y recordó que no había permitido la llegada a la capital del país de una etapa de la Vuelta a Colombia. Inmediatamente, funcionarios del Distrito salieron a explicar que no lo hicieron porque les habían pedido 1.500 millones de pesos, pero fueron desmentidos por la Federación Colombiana de Ciclismo.

Los medios de comunicación deben guardar las justas proporciones al emitir noticias deportivas, porque, por mencionar solo un ejemplo, no es posible que mientras los corredores nacionales dejaban el nombre del país en alto, le daban mucho más espacio e importancia al fútbol europeo.

Por eso el llamado que hace Esteban Chaves a la sociedad, a los gobiernos, a la empresa privada y a los medios: “Crean en el ciclismo, apoyen el deporte que en Colombia no solo hay fútbol; hay ciclismo, hay atletismo, hay natación, hay pesas, hay lucha, y estos deportes traen glorias al país”.