Ellas recuperan la palabra

0
Más de dos mil mujeres participaron en el Encuentro por la Dignidad y la Paz. Una reafirmación de las mujeres de la lucha por sus derechos y por la democracia en Colombia. Foto C.L.

Conferencia Nacional e Internacional de Mujeres por la Paz y la Dignidad

Más de dos mil mujeres participaron en el Encuentro por la Dignidad y la Paz. Una reafirmación de las mujeres de la lucha por sus derechos y por la democracia en Colombia. Foto C.L.
Más de dos mil mujeres participaron en el Encuentro por la Dignidad y la Paz. Una reafirmación de las mujeres de la lucha por sus derechos y por la democracia en Colombia. Foto C.L.

El Primer Encuentro Nacional e Internacional de Mujeres por la Dignidad y la Paz, reunido en Florencia (Caquetá) de 11 a 14 de mayo de 2013, fue un rotundo éxito.

No obstante los obstáculos presentados por el gobierno municipal, en cabeza de la alcaldesa, Susana Portela, al retirar de manera pública el apoyo que inicialmente había concertado para el desarrollo al evento, se realizó con un rotundo y apoteótico éxito, teniendo como protagonistas a 2.202 participantes; delegadas de 16 departamentos, es decir de todo el país.

Se dio el acompañamiento internacional, con delegaciones de España, EEUU y Francia; y el evento lo cubrieron los medios de comunicación: El Tiempo, La Nación, VOZ, Rema, Noticias Uno, Tele-Sur, Tejer, Cear, Cesur, TV5, IPO y El Barcino. El Foro contó con el respaldo y acompañamiento decidido del PNUD de la ONU, merecedor del especial reconocimiento por sus esfuerzos por contribuir a la consecución de la paz con justicia social en nuestro país.

Con los principales objetivos de lograr espacios de participación para la solución de la problemática, lograr espacios en contra de la violencia, posibilitar espacios de reflexión en este contexto social, ser escenario conformado por la multiplicidad de procesos con participación activa de mujeres y en la mayoría de ellos como únicas actoras responsables.

Pero además, todas las propuestas se llevarán a La Habana, donde el Primer Foro Nacional e Internacional de Mujeres pretende trascender en los “diálogos para ponerle fin al conflicto”; en consecuencia es un deber como mujeres hacedoras de vida defender este proceso, frente a los ataques de la derecha para entorpecerlo y continuar con el negocio de la guerra.

El magno evento cumplió con el propósito de ser un conglomerado de las regiones del país, y ser nuestra palpable del empoderamiento de las mujeres como sujetos políticos y sociales, con capacidad decisoria en la construcción de la nueva Colombia en democracia, con vida digna y justicia social.