El fugitivo

0
321
La monarquía española está en su peor momento

Durante más de 20 años, Juan Carlos de Borbón estuvo al servicio del dictador, el generalísimo Francisco Franco. La futuro reina, por su parte, fue conocida por sus simpatías con grupos fascistas

El anuncio oficial que el pasado primero de agosto hizo la Casa Real española, en el sentido de que el rey emérito de la corona, Juan Carlos I de Borbón había decidido abandonar el país, era noticia esperada en la convulsionada política de la península, supone un nuevo paso para evitar el desgaste definitivo de la monarquía, y es la culminación de una larga cadena de escándalos financieros, sexuales y personales del monarca en los últimos años.

De acuerdo a informaciones posteriores, el emérito español se trasladó a una cómoda residencia en República Dominicana donde seguramente va a escampar de la lluvia de críticas y condenas a su gestión. Se especulaba con la idea de que el actual monarca e hijo del rey, Felipe VI, promulgaría una medida retirándole el título que hoy ostenta. Pero esta no solo no se produjo, sino que la Casa Real aclaró que el implicado seguirá conservando su condición de monarca emérito, con los honores e inmunidades que esto conlleva.

Un grupo de partidos de izquierda y nacionalistas, encabezados por Unidas Podemos, presentaron una moción en el parlamento para que Juan Carlos I fuera investigado por el legislativo. La idea fue rechazada por las mayorías oficialistas, con el argumento de que Juan Carlos I aún goza de “inviolabilidad absoluta” y por tanto no se puede abrir una investigación que le afecte.

Relaciones tormentosas

Otra cosa piensa el Tribunal Supremo de Justicia, que en junio pesado le abrió una investigación, en torno a un posible delito fiscal y por lavado de activos, lo que se convirtió en poderoso factor de presión sobre la Casa Real y sobre Felipe VI para que dieran nuevos pasos en la condena o retiro de los honores que aún detenta el monarca.

Como consecuencia de los escándalos sexuales del rey, que ya se conocían, en mayo pasado éste anunció su decisión de retirarse de la política y “pasar una nueva página” de su vida, Sin embargo, después se conocieron fotografías suyas, sonriendo, en Abu Dhabi, junto a Mohamed Bin Salmán, príncipe heredero de Arabia Saudita, y sobre quien pesan indicios de su vinculación con el descuartizamiento y asesinato del periodista opositor Jamal Kashoggi.

Las relaciones del monarca español con el príncipe saudí han sido tormentosas. Desde el año 2018, un juez de Suiza adelanta una investigación en torno al origen de una multimillonaria donación recibida por Corina Larsen, compañera de aventuras de alcoba el rey emérito. Ese mismo año, un periódico londinense reveló que Felipe VI aparece como segundo beneficiario de una fundación de papel a la que ingresó una ‘donación’ de cien millones de euros del reino saudí a Juan Carlos I.

De la mano del dictador

Muchas mujeres pasaron por el dormitorio del rey. Una de ellas, Sandra Mozarowsky, de 19 años de edad, una actriz del ‘destape’ español, fue encontrada muerta tras caer del balcón de su casa después de quedar embarazada. El investigador Andrew Morton habla de 1.500 mujeres que tuvieron el privilegio real de compartir sábanas. Amadeo Martínez Inglés, habla de 5.000 mujeres.

Antes de reinstaurarse la monarquía española, durante más de 20 años, Juan Carlos de Borbón estuvo al servicio del dictador, el generalísimo Francisco Franco. La futura reina, por su parte, fue conocida por sus simpatías con grupos nazis y fascistas. Estos relatos salieron a la luz hace meses, cuando se supo que el propio monarca actual, Felipe VI, será beneficiario de los negocios oscuros de su padre. Ahora el rey emérito, que llegó de la mano de la dictadura franquista que lo sentó en el trono, sale a bordo de un avión, para escapar de la acción implacable de la justicia.

📢 Si te gustó este artículo y quieres apoyar al semanario VOZ, te contamos que ya está disponible la tienda virtual donde podrás suscribirte a la versión online del periódico. Ofrecemos el mejor análisis político, económico y cultural para pasar el confinamiento en casa.

#QuédateEnCasa y lee el semanario VOZ.

👇🏽👇🏽👇🏽

tienda.semanariovoz.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*