Ejército impide movilidad a campesinos en Hacarí (Norte de Santander)

0

La comunidad dice sentirse presa y sin libertad en esa zona, y se mantiene un constante sentimiento de miedo frente al operar del Ejército Nacional. A esto se suman los constantes combates que el miércoles 25 se presentaron en cercanías al refugio humanitario de la vereda La Estación.

militares hacari

Asociación Campesina del Catatumbo

El jueves 26 de junio a las 10:00 am, un campesino que se dirigía al casco urbano de Hacarí en compañía de su esposa, su hijo y su nieta, fue interceptado por el Ejército Nacional a la salida de la vereda El Limoncito del mismo municipio.

La señora se disponía a recibir asistencia médica en el centro de salud del municipio debido a que sufrió una caída en días pasados, por lo que les tocó desplazarse de la vereda La Madera hasta el casco urbano, ya que no se cuenta con ninguna infraestructura hospitalaria. Esta situación fue puesta en conocimiento de los uniformados quienes les solicitaron los papeles del centro de salud para verificar su versión. A pesar de esto, los militares les manifestaron que tenían la orden de no dejar pasar a nadie por ahí, la cual la iban a hacer cumplir. Una vez dicho eso, los hicieron devolver a su vereda y que regresaran al día siguiente para ver si les daban paso.

Igualmente, campesinos advirtieron que el Ejército no los había dejado ir a regar sus cultivos que hay en cercanías a la vereda El Limoncito. Al reclamo de los campesinos, los militares amenazaron que las motos no pasarían y que si se acercaba alguna, iban a disparar. Para poder evadir el retén ilegal, los campesinos se vieron en la necesidad de cruzar un potrero e ir a parar a una carretera alterna. La duración total del viaje fue de más de cuatro horas por esa otra vía, a pesar de que en condiciones normales hubiese sido solo de dos horas.

La comunidad de estas veredas dice sentirse presa y sin libertad en esa zona, y se mantiene un constante sentimiento de miedo frente al operar del Ejército Nacional. A esto se suman los constantes combates que el miércoles 25 se presentaron en cercanías al refugio humanitario de la vereda La Estación.

La Asociación Campesina del Catatumbo expresa su preocupación por el deterioro del orden público en zona, alimentado por las constantes denuncias que en las últimas semanas se han dado a conocer por violación al principio de distinción; de la misma manera se exige al Ejército Nacional que respete el derecho fundamental a la libre locomoción, al derecho a la salud y aísle a los campesinos en función de sus objetivos militares. Se hace un llamado a su vez a los actores armados a que decreten inmediatamente un cese al fuego bilateral permanente en la zona del Catatumbo que sirva para replicarse como gesto de paz en las demás regiones del país.