Duque: de derrota en derrota

1

Zabier Hernández Buelvas
@ZabierHernndez

Desde el logro de haber sentado a la mesa al gobierno y al Estado Colombiano, haber firmado el acuerdo de paz con las FARC-EP y obtener la aprobación del Estatuto de la oposición, la intentona de hacer trizas los acuerdos de paz, por parte del Uribismo y lo más retardatario del establecimiento, ha venido sufriendo derrotas continuas.

A la incapacidad de Duque de cohesionar y alinear las instituciones a su favor, intentando siempre resquebrajar la independencia de los poderes públicos y las instituciones, en especial las cortes de justicia y constitucional y al legislativo, debemos decir que su debilidad es efecto también, en gran medida, del reavivamiento de luchas de clases que asumen formas territoriales, interculturales y de resistencias fuertes a la política de guerra neoliberal contra el pueblo, con alto nivel de poder social y popular con movilización permanente y masiva.

Crisis en el gobierno, más no de régimen, provocada por el accionar cohesionado y propositivo de una bancada alternativa y democrática, que ha sido creativa al momento de establecer alianzas con sectores tradicionales del congreso que están por la defensa de la paz, aunque haya profundas diferencias en la política económica. De las derrotas aplicadas a este gobierno indolente y guerrerista hacen parte también sectores del poder internacional centrado en organismos como el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, la Corte Penal Internacional, la Corte Interamericana de Derechos humanos y la Unión Europea.

Las dos últimas derrotas tienen que ver con una tutela que ganaron Iván Cepeda y Álvaro Leiva obligando al gobierno a retomar el proceso de paz con el ELN y la otra es que la Corte Interamericana de Derechos Humanos CIDH, aceptó la audiencia solicitada por el Tribunal de la JEP. El canciller Trujillo, en nombre del Gobierno colombiano había pedido suspender esta reunión, interfiriendo indebidamente en la autonomía e independencia del sistema de justicia transicional en Colombia y del Sistema de Justicia Interamericana. La CIDH ha respondido a Duque reafirmando que la audiencia se realizará el próximo jueves 16 de mayo y en ella se presentará un informe de monitoreo de los avances y dificultades de la JEP, dificultades y pocos avances en los que tiene responsabilidad directa el Gobierno colombiano por ser él mismo el obstáculo mayor. La CIDH entendió también que era un ataque a su propia independencia y autonomía.

Derrota con sabor internacional, pero que fortalece la lucha del movimiento social y popular por la paz en Colombia. Sigamos, como dicen en el sur de Nariño. ¡Ya casi los tenemos!

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*