Fecode : Dos días más de paro

0
Movilización de maestros en el paro de 2017, en la Plaza de Bolívar de Bogotá. Foto archivo.

Lo acordado luego del paro de 2017 no ha sido cumplido por el Gobierno nacional, denuncian los educadores, quienes se preparan para nuevas manifestaciones de protesta por no tener soluciones en temas como financiación, salud y alimentación escolar

Juan Carlos Hurtado Fonseca
@Aurelianolatino 

Hace dos semanas, la junta nacional de la Federación Colombiana de Educadores, Fecode, definió la realización de un paro nacional de 48 horas, para protestar por la falta de avances en las soluciones a su problemática, pactada en el cese de actividades de 37 días del año pasado y por lo cual ya hubo un paro de un día el pasado mes de febrero. Luego de 24 horas de protesta, continuaron las reuniones entre delegados de Fecode y del Gobierno nacional, aunque sin acuerdos.

Los asuntos que han motivado las discordias entre el magisterio y el Ejecutivo nacional están relacionados con la financiación de la educación pública, pues los docentes aseguran que al día de hoy no se ha presentado al Congreso de la República ningún proyecto para reformar el Sistema General de Participaciones ni la comisión creada para tratar si este tema ha funcionado.

La salud es otro de los puntos. Los maestros se quejan porque los nuevos operadores o las empresas que les prestan este servicio, no cumplen con los requisitos necesarios para atender sus necesidades: “No hay citas, no hay urgencias ni especialistas ni medicamentos, lo que agrava la situación del magisterio en todo el país”, comenta el dirigente de la Asociación Distrital de Educadores, ADE, William Agudelo.

En el tema de la Evaluación Diagnóstica Formativa, el profesor William Agudelo le explicó a VOZ que ahora el Gobierno quiere dejarla para el año 2019 para detener el proceso de ascensos y reubicaciones de los maestros del Decreto 1278. Ya no será anual como se había planteado, sino que se piensa hacer cada tres años.

Tampoco hay solución a la implementación de la Jornada Única sin las condiciones requeridas: “Ni siquiera cumplen lo que dice el Gobierno en el Decreto 501 como infraestructura, alimentación escolar. Aparte de eso se debe ampliar la jornada para los profesores para que quede de 10 a 12 horas porque son seis horas de trabajo, pero las distribuyen en todo el día y el docente debe estar todo ese tiempo en el colegio.

También está una situación vivida en varias regiones del país en las que a los maestros no les han realizado los pagos de aumentos salariales, pensiones, cesantías y primas.

Hablan las regiones

En la junta nacional de Fecode, que decidió la realización del paro, dirigentes regionales de los sindicatos de los maestros dieron sus opiniones sobre los diversos problemas en el ámbito educativo y laboral.

Luis Guerra Peña, presidente de Asodegua, planteó: “La difícil situación en materia educativa se refleja en el departamento de La Guajira, donde el sector está intervenido por una solución temporal, está impidiendo que se le garantice el derecho a la educación a los niños, fundamentalmente en el elemento de la canasta educativa”.

Diego María Osorio, presidente del SER, añadió: “Frente a la Evaluación con Carácter Diagnóstico Formativa es importante manifestar que es una preocupación que ha generado caos en el magisterio, porque las evaluaciones anteriores no miden efectivamente lo que se debe medir en el campo de la educación; al tiempo que se han convertido en un colador para impedir que los docentes tengan movilidad dentro del escalafón, y contra esto es que nos hemos pronunciado, y exigimos que se cumplan los acuerdos pactados en año anterior”.

Varias instituciones no cuentan con servicios públicos, falta mejorar en el Programa de Alimentación Escolar, PAE, y carecen de una mejor planta docente, temas que el Gobierno no ha querido afrontar frente a las propuestas que ha presentado Fecode.

“Lo único que nos corresponde como organizaciones sindicales es movilizarnos, luchar y solidarizarnos como gremio, porque este será un año en el que se tienen que tomar decisiones”, dijo Aurelio Zuluaga, presidente de ADEG.

Bogotá

Por otra parte, la ADE radicó un pliego de peticiones en febrero pasado, desde cuando ha sostenido reuniones con delegados de la Secretaría de Educación, aunque sin soluciones. Por lo contrario, la administración de la ciudad ha anunciado que entregará 13 colegios más en concesión por lo que busca la aprobación por parte del Concejo Distrital de vigencias futuras.

Por su parte, la falta de infraestructura para la implementación de la Jornada Única y la política de la Secretaría que, según los docentes, ha ido cerrando el preescolar, es otro de los tópicos que se debaten en la mesa.

“En Bogotá hay más de 120 maestros sin asignación académica, a los maestros provisionales no se les han hecho los nombramientos, se hace el cambiazo o sea que se cambia un provisional por otro provisional, ya están fortaleciendo la campaña electoral para el otro año por lo que han estado metiendo sus fichas”, anota William Agudelo.

Y para a los maestros de todo el país, los servicios de salud continúan siendo deficientes, independientemente de que haya nuevos prestadores, en lo que, con base en las discusiones, no se avizoran acuerdos.

Estos y otros asuntos que atañen directamente a la educación como derecho de los capitalinos, pero también a las relaciones laborales, han hecho que los profesores bogotanos planteen un cese de actividades para mediados de mayo, del que no se sabe si es de 48 horas o indefinido.

Aun así, las negociaciones se mantienen con el objetivo de lograr acuerdos que beneficien a toda la comunidad educativa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*