“Vamos en dirección de un programa común”: Jaime Caycedo

0

Las conclusiones del XXII Congreso del Partido Comunista Colombiano marcan el quehacer de los comunistas en un momento histórico para el país

Hernán Camacho

Alentando prioritariamente la unidad entre los sectores de avanzada, progresistas, democráticos y revolucionarios arranca un nuevo periodo en la mayor responsabilidad política del Partido Comunista Colombiano, Jaime Caycedo Turriago. En una decisión colectiva, como es costumbre en el Partido, el Comité Central lo eligió democráticamente para sacar adelante las tareas de la unidad, la paz y la construcción de la nueva Colombia.

El Comité Central del Partido eligió al Comité Ejecutivo que quedó conformado así: Jaime Caycedo, Gloria Inés Ramírez, Carlos Lozano Guillén, Claudia Flórez, Gabriel Becerra, Magnolia Agudelo, Jorge Gómez, David Ravelo, Carlos García, Alfonso Velásquez, Álvaro Oviedo, Nixon Padilla y Zabier Hernández; suplentes María Cepeda y Jhony Marín.

VOZ habló con Jaime Caycedo momentos después a ser ratificado en la Secretaría General.

–¿Cuál es el papel del PC para estos nuevos tiempos?

–Nuestro partido ha reafirmado una línea clara y procede a actuar en consecuencia. Es el partido que piensa con madurez y coherencia la perspectiva democrática que abren los acuerdos de paz y su implementación. Hay que apoyar la lucha social popular y avanzar a una apertura democrática con reformas para los campesinos, en el sistema político, en el desmantelamiento del paramilitarismo, en la reparación de las víctimas, en la reincorporación guerrillera, los planes de desarrollo con enfoque territorial y las garantías para la vida de todos las y los ciudadanos. En la perspectiva de la unidad está la búsqueda de una vía colombiana y latinoamericana al socialismo.

–¿Cómo va la unidad con los sectores revolucionarios progresistas y democráticos?

–Cumplimos con la idea de proyectar al PCC como una fuerza seria, combativa y responsable frente a la unidad. El 22 Congreso marca el momento, con la imagen de la convergencia más amplia posible para consolidar los cambios. La izquierda se fortalece y se amplia, con nuevas fuerzas que están haciendo irrupción en vida política. El paso siguiente es concretar espacios para el diálogo, el programa común y la acción, hacia una propuesta de poder democrático.

–La derecha ha señalado querer hacer trizas el acuerdo de paz. ¿Cómo blindar los acuerdos y la implementación?

–La ultraderecha, vinculada a las mafias, la corrupción y el paramilitarismo pretende defender un statu quo insostenible que solo ha traído injusticia, miseria para las mayorías y privilegios inaceptables para los acumuladores de capital. Solo la movilización unitaria de las mayorías puede articular la nueva correlación de fuerzas que consolide la paz con justicia social.

–¿Cómo califica el surgimiento del nuevo partido de las FARC?

–Es la mejor noticia para el pueblo colombiano. Ahora, la inconformidad de la Colombia profunda va a tener un instrumento político para expresarse. Pero, además, anuncia ser un nuevo factor unitario, un nuevo soporte de la convergencia y de la proyección de un programa del pueblo para la apertura democrática.

–Esta semana continúa la discusión de la reforma política en el Congreso ¿Qué debe contener esa reforma?

–Están por resolverse, entre otros, la jurisdicción especial de paz en su ley estatutaria, reforma rural integral, mecanismos de resolución de conflictos, formalización laboral y protección social, ley de sistema catastral, ley de tratamiento penal diferenciado para cultivadores de coca, marihuana y amapola, ley de crédito agropecuario, conciliación del acto legislativo de prohibición del paramilitarismo. Esperamos que se avance en la reforma política. La izquierda debe estar en alerta frente a la norma que garantice las coaliciones de listas, que es fundamental para la unidad y ya está en la Constitución.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*