Despiden a tres dirigentes sindicales

0
Accidente en Mina de Drummond. Foto Juan Carlos Ortega.

Drummond arremete de nuevo

Accidente en Mina de Drummond. Foto Juan Carlos Ortega.
Accidente en Mina de Drummond. Foto Juan Carlos Ortega.

Hace dos semanas la empresa Drummond Ltd. despidió a César Flórez, Juan Aguas y Orlando Acosta, tres directivos sindicales de Sintramienergética Seccional Ciénaga. Según la organización obrera, las destituciones son la continuación del proceso antisindical de Drummond a raíz del paro de labores realizado en marzo de 2009, con el que se protestó por la muerte del trabajador Dagoberto Clavijo Barranco en la mina de esta empresa. Drummond, aprovechando este suceso, responsabilizó a los directivos sindicales de haber promovido el paro calificado como ilegal a pesar de ser motivado por la muerte de un trabajador, después de múltiples advertencias de los riesgos de accidentes y de la muerte de varios obreros.

Según el sindicato, la medida va orientada a intimidar a los trabajadores para que no protesten, para que no denuncien y para que callen incluso ante la muerte en accidentes de trabajo que se pueden evitar.

Drummond Ltd., que no sólo ha sido sancionada por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales por contaminación ambiental de aguas marinas en su puerto de Ciénaga, es también evasora de impuestos al Estado en la liquidación del carbón exportado, causante de daños ambientales en las minas y en las vías férreas, violadora de derechos de los trabajadores con el despido de centenares de ellos que adquieren enfermedades en el trabajo, la realización de órdenes de trabajo inseguro con violación de las normas de seguridad industrial, sin que haya autoridad que vigile y haga respetar estas normas.

“Estos tres despidos hacen parte de la persecución contra Sintramienergética, que es la única organización de los trabajadores de Drummond que se atreve a denunciar sus irregularidades, lo cual ya le ha costado la vida a varios trabajadores y directivos, como son los asesinatos de Valmore Locarno, Víctor Orcasita y Gustavo Soler, también directivos sindicales de la organización, y por cuyas muertes hay varias capturas y condenas de paramilitares y personal contratista que han declarado que Drummond contrató y financió algunas de estas muertes”, expresó Sintramienergética.

“Ahora no se ha asesinado pero se despide al directivo con violación de sus derechos, frente a la actuación que pareciera dolosa de algunas autoridades judiciales que desconocen las aportaciones procesales del sindicato y le dan entera credibilidad a las aportadas por Drummond para terminar fallando en su favor, a favor del capital”, concluye la comunicación del sindicato.