Dependencia económica de Colombia

3

Gerardo Esteban Vargas*

En el 2016, el PIB de Colombia, según su valor, expresado en dólares US$, representó el 2,2% del de Estados Unidos, el 13,3% del de Reino Unido y el 1,9% del de ambos. Lo cual da una idea acerca de la correlación de fuerzas entre Colombia y estas economías, dentro de su condición de país dependiente.

Sin embargo, tal correlación ha venido debilitándose, como les ha sucedido a estos países con relación a la China. La evolución del PIB potencial de Colombia ha sido mucho más dinámico, por su menor composición orgánica del capital, puesto que en su obtención proporcionalmente participa un mayor capital variable, generando una baja productividad. Otro tanto debe ocurrir en la China con una población de gran tamaño y una estructura económica diferente.

El tendencial decrecimiento del PIB

La evolución del PIB real y del PIB potencial de los Estados Unidos, Reino Unido y Colombia, entre 1960-2016, es creciente. De tal manera, el tendencial decrecimiento del PIB de estos países se refiere a que sus tasas de crecimiento anuales son progresivamente descendentes. Y son descendentes debido a las crisis que cíclicamente se producen y son cada vez mayores.

El tendencial decrecimiento del PIB ha sido mayor durante el neoliberalismo

En los Estados Unidos, Reino Unido y Colombia el PIB potencial durante el neoliberalismo ha crecido menos delante del keynesismo. El crecimiento fue medido mediante la construcción de índices de variación anual encadenados del PIB potencial, para ambos modelos, durante un mismo número de años, a fin de hacerlos completamente comparables. El crecimiento del PIB potencial durante el keynesismo en los Estados Unidos fue 41% mayor, en Colombia fue 30% mayor y en el Reino Unido fue 21% mayor que su crecimiento anual durante el neoliberalismo. Por lo tanto, el neoliberalismo no ha favorecido el crecimiento del PIB potencial. Por supuesto, tampoco del PIB real casuísticamente dependiente del primero.

Dependencia externa

El crecimiento de la economía colombiana capitalista dependiente no es sólo un asunto de los colombianos puesto que se comporta de acuerdo con el patrón de la economía capitalista, al compararla con el crecimiento de las economías de los Estados Unidos y Reino Unido, el eje de la dominación imperial.

Los Estados Unidos y el Reino Unidos, al fin al cabo culturalmente sujetos al racionalismo anglo-sajón, jalonan la economía mundial después de cada gran crisis como la de los años 30 y la de los años 70 del siglo pasado y la del 2008 de este siglo. Cuando contaron con una teoría económica, cambiaron el modelo capitalista, pasando de Smith a Keynes y rematando en Friedman. En la actual salida a la crisis, carentes de derrotero teórico pero lanzados a los cantos imperiales de las sirenas que como a Ulises lo lanzan a lo que puede ser su perdición y del mundo mismo, pero porfiadamente obedeciendo a su sino de aventureros, también anglo-sajón.

En Colombia los discursos anunciadores de prosperidad son falsos, carentes de fundamento en la realidad de nuestro capitalismo dependiente. Los colombianos están atados a un desarrollo, originado en un tendencial decrecimiento anual, por ahora, de 3.6%, porque en el futuro será más bajo, del PIB, no importa si es el real o el potencial. Lo que por cuenta del ciclo llegue también por su cuenta se va.

Los gobiernos embuidos en la corrupción mediante sus prácticas de despojo a sus manipulados, engañados y dominados ciudadanos del común realizarán nuevos procesos de acumulación originaria.

* Economista Investigador del Centro de Estudios e Investigaciones Sociales (CEIS). 

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*