Cuba feminista: Una revolución dentro de la revolución

8
Manifestación de mujeres cubanas en apoyo al Gobierno revolucionario.

“Una revolución dentro de la revolución” es una de las frases más importantes pronunciada por el comandante Fidel Castro en uno de sus encuentros con la Federación de Mujeres Cubanas, cuando apenas comenzaba la Revolución

Renata Cabrales
@RENATARELATA 

Para el comandante Fidel Castro, los cambios a nivel social que se estaban dando, gracias a la Revolución cubana y en diferentes aspectos, no eran suficientes a la hora de pensar en la igualdad entre hombres y mujeres, pues para él la mitad de la población tenía derechos específicos, esto es, ameritaba otro tipo de oportunidades. Por esta razón, la educación de los hombres era importante para que estos apoyaran a las mujeres a la hora de su empoderamiento y su inclusión social.

En su primer discurso, el primero de enero de 1959, Fidel Castro demostró que para que la Revolución triunfara de verdad, era importante la emancipación de las mujeres: “Es un sector de nuestro país que necesita también ser redimido, porque es víctima de la discriminación en el trabajo y en otros aspectos de la vida… Cuando se juzgue a nuestra revolución en los años futuros, una de las cuestiones por las cuales nos juzgarán será la forma en que hayamos resuelto, en nuestra sociedad y en nuestra patria, los problemas de la mujer, aunque se trate de uno de los problemas de la Revolución que requieren más tenacidad, más firmeza, más constancia y esfuerzo”.

Pelotón Mariana Grajales

Pero, antes de pensar en los cambios sociales que favorecieran a las mujeres, estas ya habían decidido participar en la lucha insurreccional.

Fue así como algunas mujeres, entusiasmadas por la idea de liberación de su pueblo, formaron una guerrilla rebelde en contra de todos los prejuicios sociales de la época y en contra del cruel régimen de Batista.

Apoyadas por Fidel Castro, estas mujeres obtuvieron el derecho de empuñar las armas y él mismo había considerado en su momento, que ellas en las filas podían llegar a ser más disciplinadas que los hombres y, finalmente, contó con el apoyo de estos para que hicieran parte del ejército rebelde. También contó con el importante apoyo de la heroína Celia Sánchez.

Luego de un encuentro para discutir la idea de las mujeres en las filas,  el 4 de septiembre de 1958 se dirigieron a Radio Rebelde, y allí quedó constituido el pelotón de mujeres del Ejército Rebelde Mariana Grajales o Las Marianas de la Sierra. Mariana Grajales en homenaje a Mariana Grajales, la heroica madre de los Maceo que resaltó por su firmeza en los campos de Cuba durante la guerra por la independencia en el siglo XIX. Al final de la guerra, las mujeres que formaron el ejército pasaron a realizar diferentes labores sociales para contribuir con el desarrollo del país y la defensa de la Revolución. Hicieron parte de este: Haydée Santamaría, Melba Hernández, Vilma Espín, Elvira Díaz Vallina o Zaida Trimiño, entre otras.

Revolución y derechos

Según el programa: Cuba: erradicar la discriminación, fin de casas de orientación a mujeres, de Telesur, el triunfo de la Revolución implicó un cambio económico y sociopolítico colocando en el centro también la importancia de la emancipación de las mujeres Hoy en día, existen las casas de orientación que vienen a ser un resultado de la Revolución, y su objetivo principal es erradicar la discriminación hacia las mujeres y brindarles más espacios de participación en la sociedad. Desde la Federación de Mujeres Cubanas se prepara a las mujeres en oficios tradicionales y no tradicionales con el fin de que ocupen espacios importantes en el sector estatal, con el fin de representar a la población femenina. Asimismo, advierte el informe, que los programas de estas casas de orientación permiten también a las mujeres estar preparadas en el emergente sector no estatal que está compuesto actualmente por un 32 por ciento de estas.

Según cifras que ofrece el medio sobre empoderamiento de las mujeres, estas ocupan el 48 por ciento de los escaños del parlamento, 13 son miembros del Consejo de Estado y 10 dirigen los gobiernos provinciales. Asimismo, según Osmaida Hernández, miembro de la Federación Cubana de Mujeres, en entrevista para Telesur, estas “representan más del 66 por ciento de profesionales en Cuba y hay sectores de la comunidad que están prácticamente feminizados, por ejemplo, el sector de la comunicación, el sector de la salud, los jueces y fiscales, es decir, más del 70 por ciento de estos sectores están representados por las mujeres”.

En materia de igualdad, se destaca en la isla el acceso de estas a la educación, la salud, el empleo digno, el mismo salario que los hombres al realizar los mismos oficios y el respeto a los derechos sexuales y reproductivos, por eso, Cuba fue el primer país en firmar la convención para eliminar todas las formas de discriminación contra las mujeres y el segundo en ratificarla.

A raíz de las políticas de Estado, el aborto es legal, seguro y gratuito, hay educación sexual en todas las escuelas, además, más del 50% del conjunto de estudiantes en las universidades está integrado por mujeres. Los derechos por los que aún luchan las mujeres en América Latina, están garantizados en Cuba desde hace sesenta años.

Fuente: Telesur, https://www.youtube.com/watch?v=h6VkjHtrvy4

8 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*