Crisis humanitaria en Puerto Claver (Antioquia)

0
Iglesia San Pedro Claver, Corregimiento de Puerto Claver, El Bagre, Antioquia

En el corregimiento hay mucha presencia paramilitar y el Estado no es capaz de brindar las garantías para la tranquilidad de la población civil. Grupo paramilitar “Autodefensas Gaitanistas” asesina, desaparece, hostiga y amenaza.

Iglesia San Pedro Claver, Corregimiento de Puerto Claver, El Bagre, Antioquia
Iglesia San Pedro Claver, Corregimiento de Puerto Claver, El Bagre, Antioquia

Aheramigua

La Asociación de Hermandades Agroecológicas y Mineras de Guamocó –Aheramigua– presenta las situaciones y hechos que se vienen presentando desde mediados de 2015, acciones generadas por el grupo paramilitar “Autodefensas Gaitanistas” y que hoy se han consolidado con acciones violentas de asesinatos, desapariciones, hostigamientos y amenazas contra la población civil producto de una estigmatización por los señalamientos constantes de ser comunidades de influencia de las FARC-EP y el ELN, que han producido el desplazamiento de más de 600 personas hacia el casco urbano del corregimiento de Puerto Claver y de este al municipio de El Bagre posterior a una incursión paramilitar el pasado domingo 17 de enero de 2016.

Hay que recalcar que Aheramigua y las diversas comunidades han adelantado desde el 2014 un ejercicio de interlocución con todos los actores armados que han conllevado a movilizaciones y a la firma de un pacto en Puerto López con el objetivo de ir construyendo escenarios de reconciliación frente al postacuerdo.

El día 21 de septiembre de 2015 el señor Ángel Mesa, quien para entonces era candidato a la Alcaldía y actualmente es el alcalde del municipio El Bagre, en compañía de su sobrino Ángel Zuleta y de varias personas más, se desplazaba en una camioneta hacia la cabecera municipal, luego de realizar actos de campaña en inmediaciones del corregimiento de Puerto Claver. En este trayecto, en el paraje conocido como la “Ye” fueron abordados por paramilitares, quienes solicitaron que abrieran la ventanilla del conductor, a lo cual acto seguido, Ángel Zuleta (su sobrino) accede y es ultimado con arma de fuego por parte de los desconocidos.

Una semana después el sacerdote Edgar Monsalve Tamayo fue abordado por paramilitares en el recinto de la iglesia católica, dichos sujetos le dijeron que tenía que desocupar el pueblo y que le daban 24 horas para que se fuera. Por tal motivo la parroquia estuvo cuatro semanas sola y abandonada.

En noviembre de 2015 en la cabecera del corregimiento de Puerto Claver paramilitares sacaron dos niñas de la institución educativa rural Puerto Claver, le pusieron un letrero en tórax y en la espalda que decía “por sapas y chismosas” y las pusieron a barrer el parque y las calles, luego la familia por temor y amenazas decidió sacar a las menores del corregimiento.

El 28 de noviembre se produjo un enfrentamiento en el casco urbano de Puerto Claver entre paramilitares y guerrilleros de las FARC-EP dejando un saldo de cuatro muertos y causando zozobra en la población del corregimiento.

El 30 de noviembre fue asesinado el joven Jorge Marimon Roldan que se encontraba de licencia en el corregimiento de Puerto Claver, por sujetos desconocidos. El joven era integrante del Ejército.

En la segunda semana de diciembre en el puente de Amarecí se presentó un enfrentamiento entre grupos paramilitares y la guerrilla de las FARC-EP dejando como saldo un muerto, sembrando el miedo y la zozobra de los transeúntes que se dirigían a las veredas.

La temporada de navidad (entre el 24 y el 31 de diciembre) fue interrumpida por los enfrentamientos y por las constantes amenazas de incursiones de grupos paramilitares a las veredas centrales de La Llana y Moqui, por tal motivo se comenzó a desplazar la gente individualmente y por familias.

El 26 de diciembre hubieron enfrentamientos en la vereda Santa Rosa entre las FARC-EP y paramilitares y casi simultáneamente entre El ejército y los paramilitares.

El 7 de enero de 2016 un grupo de paramilitar irrumpió en las veredas El Coral y La Primavera produciéndose enfrentamientos entre las FARC-EP y los paramilitares; estos últimos secuestraron a tres personas y agredieron física y verbalmente a dos mayores de edad y a un tercero le propinaron disparos de fusil, el cual se logró escapar y quedo con traumas psicológicos.

El 8 de enero se reportó la desaparición de varios hombres: Jair de Jesús Suarez, quien además es hermano de un líder de Aheramigua, el joven se encontraba trabajando en una finca cercana donde se produjeron los enfrentamientos y fue detenido en compañía de un menor de edad al cual amarraron y maltrataron verbalmente; luego fue liberado el menor de edad y se quedaron con Jair. Los otros dos hombres desaparecidos son Juvenal Moreno Galindo y Francisco Manuel Moreno, todos pertenecientes a la vereda La Primavera. De Jair se sabe que se encontró su cuerpo desmembrado, sin cabeza, junto con los otros dos cuerpos y el levantamiento lo realizó el Ejército sin tener la fecha concreta de su hallazgo.

Hay comentarios sobre un ultimátum de los paramilitares de que van arremeter en contra de dirigentes comunitarios, presidentes de juntas de acción comunal, y líderes y miembros de organizaciones sociales.

Por todo lo sucedido anteriormente se produjo el desplazamiento forzado de los pobladores de las veredas El Coral, La Primavera, La Llana, Moqui Abajo, El Oso, El Castillo, Moqui Arriba y Arenales que se dirigieron a la cabecera del corregimiento de Puerto Claver ocupando la Casa del Adulto Mayor, dejando abandonadas sus fincas y parcelas a la merced de cualquier grupo armado que en algunos casos han saqueado los bienes, comiéndose las gallinas y reses, además produciendo pérdidas en los cultivos de pan coger como arroz y maíz, e impidiendo a los paramilitares el ingreso de comités de verificación de las mismas comunidades para mirar cómo están sus pertenencias.

La Casa del Adulto Mayor es un sitio reducido para las 134 familias, que suman más de 600 personas, además se espera que se reporten más desplazados de distintas veredas, generando todas las necesidades del caso, desde agua hasta donde dormir, las personas del pueblo han acogido a los desplazados en sus casas para brindarles hospedaje.

Desde la alcaldía municipal, en cabeza de Ángel Mesa, la Secretaría de Gobierno, la Personería, la Defensoría del Pueblo, la Unidad de Atención a Víctimas, Bienestar Familiar, el Ejército, la Cruz Roja Internacional y la Policía y otras instituciones no gubernamentales se están buscando soluciones a las necesidades prioritarias de dichas comunidades.

Estas instituciones recogieron el informe de las personas desplazadas pero posterior a esto continuaron llegando más familias desplazadas. Actualmente la situación que se está viviendo es de zozobra por lo tanto las personas desplazadas solicitan ayuda a las instituciones departamentales, municipales, nacionales e internacionales. Algunas instituciones han respondido otras no, por el momento han llevado ayudas humanitarias en alimentos, colchonetas, kits de aseo. Para el manejo dela crisis humanitaria en el albergue se creó un grupo de voluntarios, con el comité cívico de Puerto Claver y un representante de cada comunidad.

La fuerza pública ha hecho presencia en las veredas donde estaban los paramilitares produciendo más preocupación porque las personas no saben cuándo van a regresar a sus casas.

El domingo 17 de enero, siendo las 11:00 de la mañana, el pánico, la zozobra, la confusión, el miedo se cruzaron cuando grupos paramilitares incursionaron de civil y uniformados con armas cortas y armas largas en la mayoría de los barrios, estos sujetos llegaron en gran número y se mantuvieron en el casco urbano a pesar de la presencia del Ejército. Le tomaron fotos a algunas casas y en otras ordenaron desalojar bajo la amenaza de que las iban a quemar; además intimidaron a la comunidad de Puerto Claver. Sumándose a todo esto que en las vías que conducen al corregimiento hay retenes de los paramilitares, provocando la disminución del tráfico y el desabastecimiento de muchos productos y la crisis económica es latente porque los transportadores que mueven los suministros y alimentos temen por su seguridad.

Esto ha generado el aumento de desplazamiento de las personas de todo el municipio hacia el casco urbano de El Bagre. Testigo de esto es la Personería donde se han reportado personas provenientes de Puerto Claver porque en el corregimiento hay mucha presencia paramilitar y el Estado no es capaz de brindar las garantías para la tranquilidad de la población civil, el lunes inician las clases escolares y los padres de familia temen mandar los niños a estudiar.

Por eso se hace un llamado a las instituciones gubernamentales y no gubernamentales para que se solidaricen con las personas desplazadas quienes, además de la situación de inminente peligro, están en estado de confinamiento.

Aheramigua tuvo que sacar de la región a un dirigente con su compañera sentimental ante la amenaza por las declaraciones emitidas en los medios de comunicación.