Crece esperanza de vida en Cuba, baja mortalidad infantil

0
153

Cuba cerró 2016 con mejoría en los principales indicadores sanitarios, además de que continuó creciendo la esperanza de vida, con magníficos resultados en el programa materno infantil.

 

En Cuba, la esperanza de vida mejoró 0,4% con respecto al indicador de 2014. En 2016 la mortalidad infantil fue de 4,3 niños de cada mil nacidos vivos lo cual ubica a este país entre las naciones con mejores resultados a la altura de los países más desarrollados de Europa y Japón.

Cuba cerró 2016 con mejoría en los principales indicadores sanitarios, además de que continuó creciendo la esperanza de vida, con magníficos resultados en el programa materno infantil, aseguró el doctor Roberto Morales Ojeda.

Morales Ojeda, miembro del Buró Político y ministro de Salud Pública (Minsap), subrayó que también se logró una situación epidemiológica mucho más estable respecto a la de años anteriores, y se crearon las condiciones para consolidar en 2017 lo realizado en ese sentido.

Manifestó que los avances se registraron al calor de las transformaciones que tienen lugar en el sector, con vistas a la aplicación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución.

Se incrementaron los niveles de actividad en la atención primaria y a nivel de hospitales, y sin lugar a dudas mejora la calidad y la satisfacción del pueblo con los servicios que estamos prestando, subrayó durante un recorrido por unidades asistenciales de esta capital, como el hospital Calixto García, un claro ejemplo del esfuerzo por revitalizar la asistencia.

Sobre el amplio programa de reparación y recuperación de la infraestructura sanitaria del país, el titular del Minsap informó que se realizaron acciones constructivas y de equipamiento en más de nueve mil objetos de obra, más de 2.500 de estos en La Habana, y que abarcaron hospitales, policlínicos, consultorios, casas de abuelo y otras instituciones.

Se trata de un resultado notable con el reto de cuidar y mantener esas áreas y equipos para que los mismos problemas de no haber contado con una política de mantenimiento, y de no haber garantizado la continuidad de esa recuperación, nos lleven a que tengamos nuevamente que invertir cifras millonarias de dinero, como ocurrió en los últimos años, dijo.

Estamos en condiciones de que el sistema de salud, a partir de lo logrado en 2016, sea un ejemplo en materia de eficiencia y de sostenibilidad, y al mismo tiempo siga tributando al desarrollo de nuestra salud pública, un resultado concreto del programa del Moncada y que se ha cumplido y se sigue sobrecumpliendo, precisó Morales Ojeda.

El Líder de la Revolución nos ha dejado sus enseñanzas, con conmoción y dolor se ha sentido su pérdida física pero se ha multiplicado en el compromiso de cada cubano y trabajador de la salud de luchar por hacer de 2017 un año superior en todos los sentidos, subrayó.

Transmitió un reconocimiento y felicitación a los hombres y mujeres del sector, que por estos días celebran el aniversario 58 del triunfo de la Revolución Cubana.

Reiteró la confianza de que estarán a la altura del compromiso contraído cuando suscribieron el concepto de Revolución, de asumir el legado de Fidel y seguir batallando, junto al General de Ejército Raúl Castro, a la dirección histórica, al Partido y al pueblo.

Rehabilitan hospitales en Cuba

Varias instituciones sanitarias de Cuba, recién remodeladas, fueron visitadas por periodistas y funcionarios del Minsap, que conocieron acerca del proceso de transformaciones que desarrolla el Estado a nivel nacional.

El recorrido, que durante dos días se desarrolló en La Habana, incluyó el Hospital Psiquiátrico de esta ciudad, el más importante de su tipo en el país insular.

Hugo Rosales, director de la institución, informó que en el centro se ejecutan 21 objetos de obras, que incluyen 11 salas de hospitalización con el objetivo de repararlas integralmente para brindar una mejor atención a los pacientes.

Rosales explicó a los visitantes que el hospital acoge en la actualidad a unos 1.300 pacientes en 26 pabellones de ingreso, donde se brindan diez servicios médicos; entre estos destacan atención al paciente agudo, clínica, tratamiento a adicciones y psiquiatría forense.

En el Hospital Psiquiátrico de La Habana labora un colectivo compuesto por 1.650 trabajadores; por otro lado, más de mil pacientes se encuentran en el centro desde hace 20 años, y el 80,6% de la cifra total de enfermos supera los 60 años de vida, detalló el directivo.

La institución se inauguró en 1857 como casa para dementes, que devino en hospital psiquiátrico el 1864; cuando triunfa la Revolución cubana en 1959, el líder Fidel Castro Ruz le da la tarea al comandante Bernabé Ordaz de dirigir el lugar para eliminar las atrocidades cometidas a los pacientes hasta ese momento.

De acuerdo con Rosales, las inversiones del Estado en el sector sanitario son resultado del legado de Fidel, quien siempre tuvo como meta transformar en Cuba y -luego en el resto del mundo mediante el internacionalismo- la realidad de los sistemas de salud, principalmente en los países subdesarrollados.

(Con información de ACN/ Cubadebate y Cubainformación Tv)

Desinformémonos