Con la lámpara de Diógenes: Paro nacional agrario

0

Rubén Darío Arroyo Osorio

El próximo 19 de agosto, las calles de las capitales de los departamentos, de las ciudades intermedias y los caminos de las veredas campesinas se verán colmadas con miles de almas que marcharán por la dignidad de los trabajadores del campo y de las ciudades colombianas.

Paperos

Esta movilización se inscribe en el marco del paro nacional agrario y popular organizado e impulsado por Marcha Patriótica, que se consolida como lugar de encuentro de múltiples procesos de organización, de resistencia y lucha del pueblo colombiano, y la Mesa Nacional Agropecuaria y Popular, en desarrollo de su propuesta programática que propugna por una solución política al conflicto social y armado, reparación de las víctimas del conflicto, una reforma agraria integral, la soberanía nacional y popular que encarne la realización de la segunda y definitiva independencia nacional.

Entre otras organizaciones el paro cuenta con el apoyo irrestricto de la CUT, SAC, Fedearroz, los productores de café, paneleros, camioneros, AICO, PCC, Fedegán, y de cientos de sindicatos regionales, organizaciones políticas y sociales que marcharán por la defensa de los derechos humanos, políticos, económicos y sociales, por un trabajo y salarios dignos, atención eficiente y al alcance de todos los colombianos en materia de salud, vivienda y educación en todos sus niveles.

Un programa mínimo orienta y expresa este accionar que muestra desde el 21 de abril del 2012 el nacimiento y desarrollo de un auténtico movimiento de raigambre popular y social que debe reagrupar a la izquierda y demás sectores democráticos en la confrontación al sistema político colombiano.

Entre las exigencias concretas del paro destacamos: 1.- Implementación de medidas y acciones frente a la crisis de producción agropecuaria; 2.- Acceso a la propiedad de la tierra; 3.- Reconocimiento a la territorialidad campesina; 4.- Participación efectiva de las comunidades y los mineros pequeños y tradicionales en la formulación y desarrollo de la política minera; 5.- Adopción de medidas y cumplimiento de garantías reales para el ejercicio de los derechos políticos de la población rular y 6.- Inversión social en la población rural y urbana en educación, salud, vivienda y servicios públicos.

En el departamento del Atlántico las organizaciones más representativas del movimiento social, agrario y popular que se integran en Marcha Patriótica realizaron una nutrida asamblea general el 7 de agosto pasado. En esta se conmemoró de manera crítica la fecha histórica de la primera independencia de la Nueva Granada y se invocó un esfuerzo de unidad de la izquierda revolucionaria para finiquitar aspectos programáticos, organizativos y logísticos para el desarrollo óptimo del paro, el subsecuente crecimiento de Marcha Patriótica, del movimiento social y popular en el país.