Comunidad prohíbe retroexcavadoras y pesca comercial en Cantagallo (Bolívar)

0

Conclusiones de la sesión asamblearia de la Mesa Comunal por la Vida Digna de Cantagallo, Sur de Bolívar

cantagallo bolivar

En la vereda El Diamante, municipio de Cantagallo (Zona de Reserva Campesina del Valle del río Cimitarra), se dieron cita los delegados y delegadas de las juntas de acción comunal y organizaciones sociales del municipio, en el marco de nuestra asamblea anual de Mesa Comunal por la Vida Digna, los días 26 y 27 de abril.

Las Mesas Comunales son espacios de ejercicio de poder popular, donde las comunidades urbanas y rurales organizadas toman las decisiones políticas sobre la administración y el futuro del territorio. Por tanto, estas materializan un verdadero ejercicio del poder constituyente primario.

Fruto de una intensa jornada de debate y discusión, la Asamblea de la Mesa Comunal por la Vida Digna hace públicas las principales conclusiones y acuerdos alcanzados por las comunidades, los cuales se constituyen en mandatos populares:

1. Son las Juntas de Acción Comunal la máxima autoridad organizativa de nuestra región, lideradas y administradas por nosotros mismos, campesinos. Por tanto, de ahora en adelante, cualquier decisión que se tome a nivel político y administrativo que tenga impacto directo en el territorio y en la vida de los pobladores, deberá ser consultada y concertada previamente en el espacio de la Mesa Comunal por la Vida Digna. Exigimos de parte de las autoridades locales y regionales que estos mandatos sean reconocidos y asumidos en su totalidad.

2. Teniendo en cuenta el grave deterioro ambiental ocasionado por la actividad minera a cielo abierto de las retroexcavadoras, por unanimidad, ratificamos la decisión tomada por las comunidades el día 17 de abril en la vereda La Poza, municipio de Cantagallo, de suspender definitivamente el ingreso de retroexcavadoras al territorio del valle del río Cimitarra.

3. Teniendo en cuenta el riesgo de extinción que se cierne sobre las especies acuáticas animales por cuenta de la actividad de la pesca indiscriminada (pesca con ánimo de lucro), ratificamos, de igual forma, la decisión tomada por la asamblea de la Junta de Acción Comunal del corregimiento de San Lorenzo, de suspender durante dos años la actividad pesquera con fines comerciales en la ciénaga de San Lorenzo.

4. La amenaza de explotación de hidrocarburos se ciñe en nuestro territorio de una forma cada vez más agresiva. Durante más de 30 años hemos luchado por la titulación de las tierras y después de escuchar los argumentos tecnocráticos que señalaban que al ser sustraído el territorio campesino de la Zona de Reserva Forestal, nuestras posesiones por fin serían tituladas, ahora el obstáculo con que se excusa el Gobierno para negarnos la posibilidad de titulación, son las innumerables solicitudes de concesión existentes para el desarrollo de la actividad petrolífera.

Por tal razón, exigimos que una vez sea tramitado el proceso de sustracción de la Zona de Reserva Forestal, nuestras tierras sean declaradas de forma inmediata como parte de la Zona de Reserva Campesina del Valle del Río Cimitarra, garantizando la permanencia en el territorio de las comunidades campesinas y respetando su tradición de tenencia y uso sobre cualquier otra consideración de índole económico.

5. Los Consejos Municipales de Desarrollo Rural (CMDR) fueron creados por la ley 101 de 1993 como espacios de definición y concertación de políticas y programas orientados al sector rural. Por su carácter estratégico, según la ley, su conformación deberá ser lo más amplia y participativa posible. No obstante, el actual gobierno nacional ha instrumentalizado esta figura con el objetivo de darle un aire supuestamente legítimo a las imposturas del Pacto Nacional por el Agro, que solo beneficia a los grandes empresarios del agro en nuestro país.

Debido al afán del Gobierno en implementar estos nefastos acuerdos, ha enviado directrices a todos los alcaldes del país para conformar o reactivar estas figuras, cuando habían pasado más de 20 años siendo desconocidas por las clases dirigentes del país.

En días pasados, la administración municipal de Cantagallo convocó a algunas organizaciones para la supuesta conformación del CMDR de Cantagallo. Por haberse tratado de una convocatoria excluyente y cerrada, la Mesa Comunal por la Vida Digna impugna y rechaza cualquier acuerdo alcanzado en este marco y exige que sea este espacio de Mesas Comunales el que acoja y asuma en su totalidad las funciones del CMDR, ya que la ley 101 de 1993 (parágrafo, artículo 61) así lo permite.

6. Hacemos un llamado fraterno y solidario a todas las organizaciones sociales con presencia en la región, para que aunemos esfuerzos y construyamos criterios comunes en pro de la lucha por una vida digna para todos y todas.

Mesa Comunal por la Vida Digna de la Región – Cantagallo
27 de abril de 2014