¿Colombia llegará a ser campeona del mundo?

0

Miguel Camacho Quintero
@miguelcamacho91 

¿Colombia llegará a ser campeona del mundo? El colombiano promedio vive de ilusiones. A pocos días de iniciar el Mundial de Fútbol Rusia 2018, los 32 equipos de los cinco continentes que participarán están listos, las delegaciones preparan su debut, las estrategias de juego ya se diseñaron, los hinchas configuran su jolgorio y la esperanza de los seguidores de la tricolor es latente. Todos los detalles están previstos para que Colombia dispute por sexta vez un mundial de fútbol.

Así se preparó Rusia

El anfitrión, Rusia, inició la cuenta regresiva para este mundial desde el 18 de septiembre de 2015, faltando mil días para la inauguración. Ya tiene lista la mascota Zabivaka o ‘pequeño goleador’, elegida tras una votación de más de un millón de personas, incluidos niños y niñas. Con una inversión superior a los mil millones de dólares, el Estadio Krestovski será el más caro del mundo y tendrá durante los partidos una temperatura de 21 grados centígrados que protegerá a los asistentes de las bajas temperaturas que se puedan presentar.

Los rusos prepararon un presupuesto de 20 mil 900 millones de dólares, aunque el gasto real llegaría a los 51 mil millones, con inversión privada y pública, según analistas. ¿Mucho dinero que se podría invertir en causas sociales? No en países que tienen la capacidad de influir o proyectar poder político y económico a nivel mundial como Rusia. Sin embargo, queda abierto el debate sobre los efectos sociales, culturales y de cohesión social que trae este evento en otras latitudes mundiales, al borde de la crisis social, política y económica como Colombia.

Con plena seguridad, todos los problemas pasarán a segundo plano y estaremos más unidos que nunca cuando ruede la ‘pecosa’, cuando las camisetas amarillas de los jugadores hagan bombo en Rusia y las de los hinchas en Chigorodó, Bogotá, San Martín o San Andrés también se llenen de gloria. ¿No utilizó Mandela un mundial de Rugby para unir su país? Puede que el fútbol no solucione los problemas de Colombia, pero seguro le da un respiro esperanzador.

El G4

La Selección llega animada por la clasificación, los dos años de competencia en las eliminatorias y las dos copas América (Chile 2015 y Estados Unidos 2016) que ha jugado recientemente les da tranquilidad. En todas esas fechas FIFA, el equipo cafetero se vio con altibajos por desgaste de sus mejores jugadores, por un recambio necesario que se debía hacer desde Brasil 2014, por los replanteamientos tácticos hechos por el cuerpo técnico y porque la planeación deportiva le da a los dirigidos por el argentino José Néstor Pékerman la tranquilidad de llegar con un nivel óptimo para la disputa de sus tres primeros partidos del grupo H, contra Japón, Polonia y Senegal.

Japón se encuentra en reconstrucción, dos meses atrás cambiaron su cuerpo técnico, sin embargo, varias de sus principales figuras que juegan en la liga local y algunos en Europa, repetirán mundial. Akira Nishino es el nuevo técnico de los japoneses y eligió llevar al certamen a jugadores con experiencia probada y nuevas figuras niponas que aspiran a consolidarse como los jugadores del relevo.

Por su parte, esta será la octava Copa del Mundo para Polonia. Una Selección que ha sido protagonista en las Eurocopas y en las eliminatorias para el Mundial. Su jugador más reconocido es el compañero de James Rodríguez en el Bayer Munich, Robert Lewandowski, goleador en el equipo alemán y máximo anotador en la fase de clasificación para el Mundial en Europa.

Los que fueron y los que se quedaron

Fuerza, pasión y velocidad son las principales características de la Selección de Senegal, un equipo que cuenta con jugadores consolidados en los mejores equipos de Europa, su estrella: Sadio Mané, el jugador del Liverpool, acumula 14 goles en 50 partidos con su Selección. Una cifra nada despreciable. En un episodio inédito, la Selección de Senegal repitió el partido contra Sudáfrica porque el árbitro habría favoreció a su rival. En la repetición lo venció.

Los tres equipos que enfrentará Colombia están en un nivel parejo, no hay un favorito, cada selección tiene méritos de sobra, experiencia y capacidades para pasar a segunda fase.

El camino a Rusia dejó por fuera a selecciones que fueron protagonistas en las ediciones anteriores del Mundial, es el caso de Italia, Irlanda, Holanda, Nueva Zelanda, Paraguay, Chile y Estados Unidos, pero también trae selecciones que debutarán en un Mundial: Panamá e Islandia. La Selección centroamericana fue tercera en la Concacaf con 13 puntos en 10 partidos. Fue superada por México y Costa Rica, pero adelantó a Honduras, Estados Unidos y Trinidad y Tobago. Islandia quedó líder del grupo I en la clasificación europea con 22 puntos en 10 partidos. Con 340 mil habitantes, la isla nórdica se convierte en la población más pequeña representada en un Mundial.

Pero también hay jugadores que quedaron por fuera del mundial por decisión de sus cuerpos técnicos. Así le sucedió al jugador alemán del Manchester City, Sané, como también a Zlatan Ibrahimovic, uno de los jugadores más importantes de Suecia, Benzema en Francia y el brasileño Alves, quien sufrió una lesión en su rodilla derecha.

Así es Colombia

En todas las ciudades de Colombia se vivirá un mundial lleno de esperanza, alegría y pasión por la Selección que nos une. Camisetas, vuvuzelas, manillas, banderas, pinturas, balones y cuanto artículo lleno de creatividad estarán en las aceras y semáforos de nuestras calles, comercializadas por colombianos que viven del rebusque, que intentan, a pesar de las políticas del gobierno, salir de la pobreza e intentar vivir en mejores condiciones. Para ellos el mundial también se vive, aunque seguramente no con la magnitud de las grandes marcas capitalistas del mundo.

Otros, ya en grupos de WhatsApp preparan lo que será la reunión matutina para ver los partidos de Colombia en la oficina, la universidad, el trabajo o en casa de algún compañero. Se alistan los reencuentros de amigos que de niños jugaban fútbol en la calle, con piedras como arcos y con bolas de trapo como balón.

¡Definitivamente no!, no seremos campeones del mundo, pero por 32 días seremos por fin, un país que va para el mismo lado. Qué lindo sería que asumiéramos esa misma esperanza, alegría, compromiso y pasión del mundial, para salir a votar y cambiar nuestra realidad política el próximo 17 de junio votando por Gustavo Petro. ¡Que ruede la pelota!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*