Colegio “La Sagrada Familia” de Ibagué amenaza con caerse

0
Pared agrietada. Foto Nelosi

Nelson Lombana Silva

La institución educativa técnica “La Sagrada Familia”, creada mediante resolución de aprobación número 1730 de 5 de diciembre de 2007, este año está cumpliendo los 50 años de funcionamiento, es decir, las bodas de oro, pero su planta física se encuentra deteriorada y en inminente riesgo de venirse al piso varios salones, entre ellos la sala de docentes y el salón administrativo. Además, hay salones que se llueven más por dentro que por fuera.

Pared agrietada. Foto Nelosi
Pared agrietada. Foto Nelosi

En esas condiciones, se encuentran en inminente peligro 1.500 estudiantes, la nómina de docentes que labora allí y las personas que constantemente y por diversas razones asisten al establecimiento educativo ubicado en el barrio Jordán de la ciudad de Ibagué (Tolima).

La rectora Gloria Susunaga y el coordinador general de la jornada de la tarde José Israel Díaz Castro se han dirigido hace rato a la secretaría municipal de Educación con fotos y suficiente documentación, exigiendo una solución a esa problemática que se constituye en una especie de crónica anunciada, pero hasta la presente no ha habido una respuesta clara y satisfactoria, según señala el docente Miguel Antonio López.

Según el docente, la administración municipal está esperando que suceda una tragedia para luego responsabilizar a los profesores y al cuerpo directivo de este centro educativo de la ciudad musical de Colombia.

Señala el docente López que ya se salvaron de una tragedia de vastas proporciones cuando el techo de un salón se vino al piso. Afortunadamente no había clase, agrega el educador visiblemente preocupado por la indiferencia de la administración municipal que preside el alcalde Luis H. Rodríguez y el secretario municipal de educación.

El educador Miguel Antonio López dice que se continuará elevando esta sentida solicitud a las autoridades pertinentes y de continuar la indiferencia se verá la institución precisada a lanzarse a un paro, es decir , a las vías de hecho.

Docente Miguel Antonio López. Foto Nelosi
Docente Miguel Antonio López. Foto Nelosi

El semanario VOZ La verdad del pueblo, las páginas web: www.pacocol.org y www.semanariovoz.com dialogaron con el docente Miguel Antonio López y esto dijo:

— Profesor Miguel Antonio López, ¿qué está pasando con la institución educativa “La Sagrada Familia” de la ciudad de Ibagué, sede principal?

— Bueno, la institución es un peligro inminente porque las paredes tienen unas grietas, las columnas cedieron, entonces hay un riesgo inminente de que esas paredes se caigan y haya una catástrofe, haya unos muchachos muertos, porque eso es inminente.

Nosotros los maestros, junto con la señora rectora, soy testigo de que la rectora ha pasado cualquier cantidad de cartas, mandando fotografías a la Secretaría de Educación y eso no ha sucedido nada.

Está esperando la Secretaría de Educación que haya una catástrofe para después echarnos la culpa a nosotros los maestros, a la rectora. Con recursos propios del colegio es imposible de resolver el problema porque apenas alcanza para el mantenimiento durante el año.

Aquí tiene que meterse a resolver el problema la Alcaldía. Ella es la que tiene que venir a mirar ese riesgo inminente que hay, porque donde suceda algo, no nos vayan a echar la culpa a nosotros.

Vuelvo y digo: si es necesario irnos a un paro, vamos a ir un paro, porque es que nosotros no solamente por salarios hacemos una manifestación, hacemos una manifestación también por el bienestar de los muchachos, para que no les vaya a pasar nada.

Mire: aquí ya sucedió una desgracia. Los estudiantes y los maestros nos salvamos porque no había clase, porque el techo de un salón se vino al piso. Repito: Nos salvamos porque no había clase ese día, de lo contrario, cuántos muchachos y maestros no hubieran muerto ese día.

Por favor que el gobierno se meta la mano al bolsillo y nos solucione este problema porque si no nos toca a nosotros tomar medidas de hecho.

— Profesor: ¿Cuántos son los salones que presentan agrietamientos?

— Está el salón comercial, está la parte administrativa. Hay salones que cuando llueve se inundan. Todo eso va aflojando y deteriorando paredes y todo eso. Eso tiene que hacerle una revisión general, porque este colegio tiene 50 años. Son construcciones muy viejas. Para tener a los muchachos bien se necesita seguridad para que estos muchachos no les vayan a pasar nada.

— ¿Cuántos estudiantes diariamente pasan por esta institución?

Nosotros tenemos diariamente 1.500 estudiantes: 700 por la mañana y 800 por la tarde. Es decir, son 1.500 estudiantes en inminente riesgo más los docentes, más las personas que constantemente visitan la institución por una u otra razón.

A los maestros nos trasladaron de la sala de profesores para otro salón, porque dijimos: No vamos a esperar que esas paredes nos caigan encima.

— ¿Qué acciones han hecho para tratar que de solucionar este inminente riesgo en el cual están estudiantes y docentes?

— Bueno, nosotros hemos motivado a los muchachos, a los estudiantes, por parte del gobierno escolar y la personera, para que ellos hagan un memorial también, una petición y firmen ellos, solicitando la solución. Nosotros los docentes vamos a hacer lo mismo. La rectora se ha dirigido a todos los entes ha pasado el informe del problema y de lo que podría suceder, los riesgos que se están corriendo. Nosotros los docentes, ni la rectora nos hemos quedado dormidos, ni la parte administrativa. Se ha pasado oportunamente toda la información con fotos y suficiente argumentación. Si sucede algo el único responsable es la alcaldía municipal.