Clavos calientes

0
Juan Carlos Pinzón, ministro de Defensa

No es un gesto de paz

El ministro de Defensa (¿de guerra?) Juan Carlos Pinzón decidió arremeter contra las organizaciones campesinas con la manida acusación de que los paros agrarios están organizados e infiltrados por la guerrilla. Busca justificar la represión y las muertes violentas de manifestantes, como ocurrió el año pasado durante el paro agrario y popular. No es novedosa la arenga del ministro Pinzón, se repite cada vez que el país se sacude por la lucha popular. Tanto en Bogotá como en La Habana, voceros de las organizaciones sociales y de la delegación de paz de los insurgentes declararon que las amenazas viscerales no son un gesto de paz.

Juan Carlos Pinzón, ministro de Defensa
Juan Carlos Pinzón, ministro de Defensa. Foto: ICP Colombia via photopin cc

Fidel afectado

El comandante Fidel Castro está muy afectado por la muerte de Gabriel García Márquez, Gabo, su entrañable amigo que jamás cedió un ápice en la amistad con él y en el apoyo a la Revolución Cubana. Dicen personas cercanas a Fidel que se le nota triste. No es para menos, fueron muy amigos. Un hermoso arreglo floral llegó a la funeraria de México en donde velaron los restos del inmortal genio de Macondo, enviado por Fidel Castro Ruz, según decía la cinta.

No es para tanto

El ministro del Interior Aurelio Iragorri se ha mostrado desencajado en las declaraciones, agresivas por cierto, contra los dirigentes del paro agrario. Los califica de mentirosos y canallas, cada vez que César Pachón o cualquiera de los voceros de las dignidades dice que el Gobierno no cumplió los compromisos adquiridos en el paro del año pasado. Mientras Pinzón habla de infiltración guerrillera, Iragorri les dice canallas, mentirosos y calumniadores. Con esa diplomacia gubernamental es difícil darle salida dialogada a los conflictos sociales. ¡Tranquilo, ministro, tranquilo!

El procurador y la parapolítica

Mientras el procurador Alejan­dro Ordóñez está dedicado a perseguir a Gustavo Petro y a otros funcionarios de izquierda para destituirlos y darles muerte política. Su representante demandó la preclusión del juicio por parapolítica contra el ex gobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos, quien fue llamado a responder por la Corte Suprema de Justicia. La sala penal encontró serios indicios de su colaboración con las “AUC” que tanto daño le causaron a Colombia de la mano de políticos de los partidos tradicionales.

Sectarismo en la campaña

Hay malestar en las filas de la Unión Patriótica porque buena parte de la propaganda de la campaña electoral de la alianza PDA-UP prescinde de su logo y de la imagen de la fórmula vicepresidencial Aída Avella. ¿A quién le incomoda la alianza con la Unión Patriótica? ¿De dónde salen los brotes de sectarismo? Hay pesos pesados en el PDA que conservan rencor hacia el Partido Comunista y la Unión Patriótica, expulsados con el sambenito de la “combinación de las formas de lucha”, pretexto con el cual el régimen justificó el genocidio upeísta.