Clavos calientes

0

Telesur y Fidel

Excelente cubrimiento de Telesur desde el mismo instante en que se conoció el deceso del Comandante en Jefe Fidel Castro, anunciado por el presidente Raúl Castro, el viernes 25 de noviembre pasado. Como dijo la presidenta del Canal, Patricia Villegas, los periodistas de Telesur dieron una lección de humanidad. Fue un enorme esfuerzo para cubrir la reacción internacional por el fallecimiento de Fidel y contrarrestar la información de la prensa burguesa que buscaba solo el ángulo de la alegría que inundó a los gusanos de Miami y a la derecha en distintas latitudes.

Otra vez Cabal

No faltaron tampoco en esta ocasión las estupideces de la representante María Fernanda Cabal, quien celebró la muerte del comandante Fidel Castro. Cuando falleció el Premio Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez, dijo que pronto se uniría a él en el infierno Fidel Castro, su gran amigo. Esta señora, congresista del uribismo, hace gala de sus sandeces, propias de un ser ignorante. En alguna gente causa risa, en otras rabias. De todas maneras son reveladoras de una personalidad no muy recta, ajena a las ideas y a la controversia civilizada. Con frecuencia es blanco de muchas críticas por sus salidas fuera de tono y poco elegantes.

Hospitalidad religiosa

Los comandantes de las FARC-EP que por estos días han estado en Bogotá, tras la firma del Acuerdo de Paz el jueves de la semana pasada, han sido alojados en centros religiosos bajo rigurosas medidas de seguridad. Varias comunidades se han rotado la atención de los jefes guerrilleros, que “se han portado muy bien” al decir de varios religiosos. Aún no se sabe cuánto tiempo permanecerán en la capital del país porque es necesario esperar la refrendación y el comienzo de la implementación de las decisiones del acuerdo.

Se alborotó el avispero

El llamado de Timochenko a buscar un gobierno de reconstrucción y reconciliación nacional con todos los que apoyan el proceso de paz y la implementación del Acuerdo de La Habana, alborotó el avispero en el país. La revista Semana censuró al jefe guerrillero por hacer una propuesta prematura, como si el país no estuviera ad portas de una campaña electoral que ya comenzó. La propuesta ha llamado la atención y es debatida en círculos de la izquierda y aun por voceros gubernamentales a pesar de la aparente frialdad con que fue recibida en este nivel.

El colmo del atraso

A Álvaro Leyva, hijo de Jorge Leyva, ex senador conservador, ex ministro conservador, lo abuchearon en la Convención del Partido Conservador, el domingo 27 de noviembre pasado, cuando quiso intervenir sobre la posición de este partido frente a la refrendación en el Congreso del Acuerdo de Paz de La Habana. Un grupo de congresistas promovió la decisión de no escucharlo porque “era un infiltrado de las FARC” en la reunión. Una señal de atraso político, de intolerancia, grave, porque proviene en la Convención de un partido que es responsable de la violencia en Colombia.