“El cine es una herramienta pedagógica”: Manuel Ruiz

1
Foto Claudia Ávila.

Se proyectó en salas comerciales Noche Herida. Una película excepcional que aborda el fenómeno del desplazamiento desde la cotidianidad y narrativa de sus protagonistas.

*Óscar Sotelo Ortiz

“No vamos a volver, ni quisiéramos recordar” es la frase con la que Blanca, protagonista de Noche Herida, culmina la narración de los acontecimientos que la obligaron a huir del viejo Caldas y vivir, tanto a ella como a sus hijas y nietos, en el sur de Bogotá.

En la cotidianidad de las clases excluidas, se desenvuelve esta historia de relatos e imágenes que recrea la dura y conmovedora realidad que enfrentan las víctimas invisibilizadas del conflicto armado: los desplazados. Noche Herida nos trasporta a las angustias y alegrías, miedos y esperanzas, al pasado y presente que Blanca construye para ella y su familia. Sencilla e independiente, confronta la taquilla y la industria buscando la construcción de una cultura cinematográfica desde lo sensible.

Este film hace parte de la trilogía “Campo Hablado” del director colombo-belga, Nicolás Rincón Gille. Un proyecto cinematográfico que tiene como propósito encontrar desde la tradición oral y las costumbres populares del campesinado víctima de la violencia, un reconstruirse en la ciudad, y las tensiones y oportunidades que este proceso conlleva.

En entrevista para VOZ, Manuel Ruiz Montealegre, historiador, profesor, realizador audiovisual y coproductor de la cinta, nos cuenta el proceso de elaboración, las tensiones del cine independiente con la industria cinematográfica, y las propuestas en la construcción de una cultura del cine en Colombia.

Medio de Contención Producciones

– ¿Cómo nace el proyecto Medio de Contención Producciones?

Medio de Contención Producciones se crea en el 2006, junto con mi socio Hector Ulloque. Ambos, egresados de la Universidad Nacional, tuvimos la oportunidad de estudiar en Paris, el Cine y yo Antropología visual. Hice mi tesis de maestría sobre el movimiento cocalero en Bolivia, un trabajo etnográfico sobre la organización sindical en el trópico de Cochabamba. No teníamos en ese momento una noción de la producción cinematográfica, salvo el gusto natural sobre el cine. Con la tesis terminada, convinimos los dos en hacer un documental sobre la elección presidencial que en Bolivia se celebrarían el 18 de diciembre del 2005, y que dio como resultado la elección del primer presidente indígena en América Latina.

Rodamos durante dos meses en el Chapare y vivimos una experiencia maravillosa, que era la victoria de un movimiento social de izquierda que ganaba por primera vez las elecciones presidenciales en cabeza de un indígena y sindicalista cocalero. El documental se llamo “Hartos Evos aquí hay: Los cocaleros del Chapare”. Con el entusiasmo de vivir ese momento, tomamos una decisión arriesgada. Un rodaje amateur hecho con una sola cámara, nos llevo a crear una productora para hacer cine.

Tuvimos la suerte que la película estuvo en muchos festivales internacionales, lo cual nos abrió las puertas del reconocimiento no solo del sector cinematográfico, sino también de las investigaciones sociales. Medio de Contención Producciones, es entonces el resultado de un proceso de autoformación, que logramos sacar adelante con nuestros proyectos e iniciativas. Para mí también fue una forma de encontrar en el audiovisual un medio más potente para trasmitir, sensibilizar y llegar a la gente.

Noche Herida

– ¿Cómo fue el proceso de producción de la película?

Noche Herida hace parte de la trilogía “Campo hablado” del director Nicolás Rincón. Nos vinculamos a su proyecto, reconociendo recíprocamente el trabajo que hacíamos. Es un trabajo que parte de una premisa sencilla: ¿Qué ocurre con los campesinos que han sido víctima de la violencia paramilitar? Nicolás tiene una tesis interesante, y es que esa confrontación que hacen los campesinos con la violencia sufrida se materializa a partir de la cultura y la religiosidad popular. Encuentra que la narrativa fundamental para trasmitir esa experiencia es a partir de la oralidad. Noche Herida es una película que aborda el tema del desplazamiento, las víctimas y la violencia, y utiliza el testimonio para recrear ese universo de hechos que esta fuera de campo. La oralidad es el eje narrativo, y quizás el aporte cinematográfico más interesante que logra la película.

– Resalta la figura de Blanca, la protagonista. Háblanos de ella.

-El presente y el futuro de Blanca, se hacen a partir de la experiencia que ha vivido. Ella no habla en términos políticos, oficiales, sino en términos de su experiencia de vida. A diferencia de otras películas documentales sobre este tema, en tanto que eres protagonista en la medida que eres víctima. Blanca es el rostro de millones de desplazados que no tienen una figuración y que el trasfondo, si bien esta mediada por una situación política de violencia, se enmarca en una serie de problemáticas regionales mucho más diversas. Blanca es protagonista en tanto ser humano, donde su pasado le da fortaleza para re-construir su futuro.

– La dirección fotográfica y de arte de la película atrapan por la naturalidad en que se retrata la cotidianidad de la historia ¿Cómo lograron estas características en esta película?

La búsqueda de autor en el contexto cultural de los campesinos víctimas de la violencia, es una de las fortalezas de Nicolás. El hizo un trabajo de campo previo, conoció a Blanca y su familia, y se imaginó una película. Pero cuando llegamos a rodar, las condiciones que él había considerado ya no existían. Es una película que se va desarrollando por tres meses, con rodajes de cuatro y cinco días a la semana, estando él con Blanca cerca de veinte horas diarias. Durante el rodaje ocurren distintas situaciones y en el momento de la edición se vuelve a reescribir la historia. En la polémica de si es un documental o una película, Nicolás sostiene que el cine es cine, un medio narrativo a través de las imágenes.

Hay dos aspectos del documental que no tienen la ficción. El tiempo y saber escuchar. Lo segundo, tiene que ver en cine con observar. Eran unos planos muy complejos, en un espacio pequeño y atiborrado de cosas, oscuro. Blanca y su familia, viven en condiciones reales de pobreza, y el dispositivo de rodaje que fue encontrando Nicolás fueron los planos fijos y estáticos.

Simbólicamente las imágenes trasmiten lo que significa vivir allí, como son las cajas y el valor que tienen en una persona que esta transitando a una realidad distinta y el paisaje que dibujan. Trasmitir esa realidad tiene que ver con esa decisión cinematográfica de observar.

Industria y cultura cinematográfica

– ¿Cuál fue el camino que recorrió Noche Herida para llegar a festivales, por un lado, y a carteleras, por otro?

-La película es colombo-belga. Nosotros somos la parte colombiana. A diferencia de las grandes producciones cinematográficas, esta tenía tiempo y podía escuchar, dos cosas que en el cine son costosas y difíciles. La película se estrenó en un festival muy prestigioso en Paris, el Festival internacional Cinéma Du Réel, y ahí obtuvo la mención del jurado, lo cual nos abrió las puertas de muchos festivales. Nos presentamos al Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias, Ficci, abriéndonos las puertas del medio local, lo cual es muy importante porque la película es de aquí. Se presentó a la categoría de “Mejor película colombiana” y ganó.

Cine Colombia, que es el distribuidor más grande, se interesó y, podríamos decir, nos abrieron las puertas. Desde mayo hasta diciembre del año pasado estuvimos esperando la respuesta que finalmente fue positiva. El documental colombiano no tiene una incidencia importante en las taquillas y la distribución, y las cifras en la industria cinematográfica es lo que determina la vida de las películas en el publico. Que Noche Herida saliera a salas de cine, es un logro importante, porque es un documental que el distribuidor sabe no va obtener grandes ganancias.

– ¿Cómo lees el momento que vive el cine en Colombia?

-Existe una nueva generación de cineastas. Esto en parte al trabajo de ProImagenes Colombia, institución que da los recursos y estimula la producción de guiones, cortometrajes y largometrajes. El resultado del año pasado son 41 películas colombianas, donde podemos ubicar tanto películas independientes como El Paseo 4. Pero hay que influir en taquillas, y eso siempre será una dificultad. Se estimula la industria y no la cultura cinematográfica.

-No hay apoyo a la cultura cinematográfica

-El Gobierno Nacional promulgó hace un tiempo la Ley de Cine (814 del 2003), buscando que la empresa privada participe a partir de descuentos tributarios. Sin embargo está enfocada en el desarrollo de la industria. Nosotros defendemos que los esfuerzos estén enfocados en la cultura cinematográfica, que de una u otra forma viene madurando desde la producción independiente. Noche Herida, logrará 4.500 espectadores, que es una cifra respetable con respecto al documental colombiano en salas comerciales. Sin embargo, y somos conscientes de ello, es una cifra muy pequeña.

– Colombia esta transitando un nuevo escenario con el fin del conflicto armado, donde múltiples historias están por contarse y narrarse. ¿Cómo articular estos esfuerzos por construir una cultura cinematográfica en Colombia y las nuevas realidades que vienen emergiendo en este nuevo periodo?

-Uno de los rasgos del cine colombiano es la temática recurrente de la violencia. Con la llegada del cese del conflicto armado no llega el cese del conflicto social, es decir, no necesariamente tendremos que hablar de paz y reconciliación. Nuestra próxima película, también de Nicolás Rincón, se llama Tantas Almas. Es la historia de un pescador que necesita hacer el duelo de sus hijos para que sus cuerpos puedan ser sepultados dignamente. Es la necesidad de las victimas de encontrar los cuerpos de sus seres queridos, para poder elaborar el duelo y así reconstruir su vida. Es nuestra propuesta por abordar el tema, específicamente de la violencia paramilitar.

No necesariamente va articulado el desarrollo de la cultura cinematográfica y el desarrollo sociopolítico del país. La cultura, la literatura, las artes, generan una reflexión sensible sobre los contextos sociales y culturales a largo plazo. Las organizaciones sociales, los partidos políticos y los políticos están resolviendo en el momento situaciones, mientras los artistas necesitan decantar los contextos para crear sobre ellos. Es claro que sobre la marcha se pueden construir cosas pero es un proceso posterior.

Esto no quiere decir que no sea urgente que los realizadores audiovisuales, no solo los cineastas consagrados, se volqueen en este contexto de ruptura y quiebre con nuestra historia. Contar historias utilizando el audiovisual no se puede limitar a los grandes realizadores, pues es un medio fundamental para entender. Ya no se trata del audiovisual como un medio para transformar, para crear consciencia, para desarrollar ideas. El audiovisual es un medio para sensibilizar.

– ¿Cómo lograr ampliar los públicos y cuáles son las propuestas para construir una cultura del cine en Colombia?

-El público en Colombia es una situación crítica. Hay un esquema de productor, distribuidor y exhibidor. El exhibidor son las salas de cine, que en Colombia son 1000 concentradas en 50 ciudades, donde Bogotá es el 38% de la taquilla. Los exhibidores tienen un negocio, pues no solo venden películas sino toda una serie de consumos. Ellos quieren películas que generen taquillas, no películas como Noche Herida, que tienen un público de 4.500 espectadores. Luchar contra esto es muy complejo.

Nuestra propuesta como Medio de Contención Producciones es la iniciativa de Cinescuela. Tenemos por finalidad utilizar el cine como un medio para articular entretenimiento y educación. Queremos que los niños, las nuevas generaciones, se acerquen a otras realidades más allá de Hollywood. Hay que vincular el cine como herramienta pedagógica, hay que promover el desarrollo del audiovisual a través de los recursos más primarios que utiliza la gente. Lo fundamental es contar las historias de la gente.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*