Cartas

3

A un año del adiós a las armas

Tal vez por causa del mundial de fútbol ha pasado desapercibida la celebración del primer año de la dejación de las armas de las FARC, (27-6-2018), acontecimiento que marcará profundamente el futuro del país con nuevos espacios para la construcción de la paz y de la democracia,  aunque persistan sectores de  opinión que tercamente se oponen a los cambios progresistas. Semejante actitud se explica en gran medida, por el estado de guerra en que hemos vivido desde el comienzo mismo de nuestra historia, de tal manera que no es fácil valorar el acontecimiento en toda su magnitud, sobre todo en las grandes ciudades que no vivieron los estragos de la guerra, y donde aún persiste una tendencia aferrada al pasado que no quiere asumir los cambios democráticos. Es difícil comprender las contradicciones históricas que formaron nuestra nacionalidad, para poder asimilar los cambios de la coyuntura, pero poco a poco se va despejando el camino de la paz  democrática, y lo que hace apenas cinco años parecía imposible hoy es una realidad indiscutible. No obstante los obstáculos y dificultades que se han presentado en la implementación de los acuerdos, celebramos con optimismo su significado histórico. Si bien es cierto que la corriente reaccionaria logró unificar a todos los sectores vacilantes frente a los cambios democráticos, también es cierto que las corrientes democráticas unificaron fuerzas como nunca antes lo habían hecho en este país, delimitando mucho más el perfil de las clase dominante y de los sectores populares en el escenario político nacional. José Tiberio Gutiérrez.

Vidas que no se extinguen

Tres preclaros dirigentes nos han dejado de acompañar en lo físico, mas nunca olvidaremos sus aportes culturales que por la geografía nacional esparcieron, cultivaron y desarrollaron entre las inmensas multitudes desprovistas de medios de producción siempre con el objetivo que se extermine lo inhumano: la explotación del hombre por el hombre. Esta fue la constante lucha histórica de Carlos Arturo Lozano Guillén-Israel Ortigoza- Rafael Cely y con alegría recordaremos sus existenciales contribuciones en los 88 años de esforzada lucha de nuestro Partido Comunista Colombiano PCC. Incluso objetivamente ya reseñado en parte en las páginas del semanario VOZ y otros medios de comunicación tanto regionales como nacionales, voces a las cuales se une el Comité Departamental Quindío. Nelson Baena.

Nada está perdido

Seguiremos en la lucha, defendiendo las riquezas de Colombia de los corruptos que ganaron la presidencia. Hay que poner alcalde de Bogotá, alcaldes y gobernaciones en otras regiones del país donde se obtuvieron las mayorías. Todo no está perdido, ánimo. Edwin Arnold Moreno Castiblanco.

Los militares sacrificados

La estrategia de defensa del exgobernador Álvaro Uribe por los crímenes de lesa humanidad que le persiguen, es sacrificar a los militares condenados por los falsos positivos bajo el gobierno del propio Uribe. Eso hizo que los militares activos y en retiro se enfrentaran, pues los primeros quieren que se quede la JEP sin modificaciones, mientras que los otros prefieren que se modifique la comparecencia de los militares a la justicia, sin verdad ni reparación. Solamente que una justicia de impunidad para militares los dejaría en una inminente captura o intervención de la Corte Penal Internacional. Increíble pero cierto, el uribismo entregó a los militares que tanto decía defender. Samuel Vivas.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*