Cárcel de Jamundí: 5.400 internos sin atención médica ni agua

0

En diálogo con rpaSUR, el prisionero político Miguel Antonio Ipia Ramos, del bloque dos de máxima seguridad de la cárcel de Jamundí, denuncia que “las enfermeras y médicos renunciaron y que hay mucho enfermo por el grave hacinamiento”.

carcel-jamundi_1

El pasado 6 de mayo se decretó en Colombia la emergencia carcelaria ante los graves problemas que se presentan con respecto a la prestación de servicios médicos, situación que agrava las precarias condiciones vida de miles de prisioneros quienes tienen día a día que afrontar la falta de agua, el hacinamiento, el mal estado de la infraestructura, aparte del continuo abuso de autoridad y maltrato por parte de Inpec.

Ejemplo de ello es la situación que viven los 5.400 internos de la cárcel de Jamundí, en donde desde hace meses no cuentan con servicio de agua ni con personal médico que atiendan las epidemias que se han propagado.

En diálogo con rpaSUR, el prisionero político Miguel Antonio Ipia Ramos, del bloque dos de máxima seguridad de la cárcel de Jamundí, denuncia que “las enfermeras y médicos renunciaron y que hay mucho enfermo por el grave hacinamiento”.

Por otro lado, según Ipia Ramos, al interior de la cárcel se presentan abusos permanentes de autoridad, pues en una celda pequeña están conviviendo cinco personas, “nos toca dormir amontonados, por eso se han presentado las riñas y la guardia no pone atención a esto, llegan gaseándonos, entran pateando a los internos sin tener justificación alguna”.

“Desde que llego el director del establecimiento Carlos Alberto Murillo Martínez, no hay seguridad, pues se ha asesinado a siete personas, una mujer y seis hombres”, denuncia el prisionero político.

Con respeto a los diálogos de La Habana, el señor Miguel Antonio Ipia afirma que han venido proponiendo un espacio para los prisioneros políticos, “nosotros no necesitamos estar resocializados, nosotros ya venimos resocializados desde que entramos las FARC EP, venimos con unos principios muy claros que es la lucha revolucionaria, por eso hemos planteado acá al Inpec y al gobierno que nos den un espacio a los prisioneros políticos para elevar más la negociación, pero nos han negado esos derechos”.

Ir a descargar