Bolivia se acerca al mar

0
El pueblo boliviano reaccionó con alegría, en manifestaciones callejeras, ante el pronunciamiento de la Corte Internacional de Justicia.

Una decisión de la Corte Internacional de La Haya, desestimó el alegato de Chile de que el alto tribunal no es competente para atender la reclamación de Bolivia de recuperar su acceso al mar

El pueblo boliviano reaccionó con alegría, en manifestaciones callejeras, ante el pronunciamiento de la Corte Internacional de Justicia.
El pueblo boliviano reaccionó con alegría, en manifestaciones callejeras, ante el pronunciamiento de la Corte Internacional de Justicia.

Alberto Acevedo

Una histórica decisión de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, de 14 votos a favor y 2 en contra, desestimó los argumentos de Chile, en el sentido de que el alto tribunal no es competente para conocer de la demanda boliviana de que se revisen tratados regionales que arrebataron a los bolivianos su acceso al mar.

Como informó en nota anterior este semanario, el gobierno boliviano instó al chileno para que las dos naciones se sienten a negociar los términos del Tratado de 1904 tras una guerra regional que también involucró al Perú y que concluyó con el mencionado tratado, mediante el cual a los bolivianos se les despojó de su acceso a las costas marítimas.

El gobierno de Evo Morales, en diversas ocasiones, instó al de Michelle Bachelet a entablar un diálogo bilateral que atienda esta reclamación. Chile se ha negado a esta petición, indicando tajantemente que “no hay nada que negociar”, que “lo firmado, firmado está”.

Esta circunstancia llevó a que Bolivia acudiera ante la Corte Internacional de Justicia, buscando dirimir su reclamación ante el alto tribunal. Chile integró un equipo jurídico, que básicamente alegó la falta de competencia de la CIJ para conocer de la demanda boliviana.

Por esta circunstancia, el fallo reciente de La haya es un duro revés a la política internacional chilena que negó hasta última hora facilitar instancias de negociación con su vecinos bolivianos.

La Haya conocerá el asunto

El pronunciamiento de La Haya dice que “los asuntos en litigio no han sido resueltos por arreglo de las partes, ni por sentencia de un tribunal internacional, ni por tratados en vigor ni por un laudo arbitral”, por lo tanto “no acepta la objeción presentada por Chile”. “Nada impide a la Corte que atienda sobre el asunto”, puntualizó la CIJ.

En la disputa, Chile se quedó sola en el concierto latinoamericano, mientras la reclamación boliviana despertó una tremenda solidaridad, no solo en el continente sino en el resto del mundo. Incluso el Vaticano, a través del papa Francisco, dijo que “siempre hay una base de justicia, cuando hay cambio de límites territoriales y sobre todo después de una guerra. Yo diría que no es injusto una cosa de este tipo”.

Conocido el pronunciamiento de La Haya, las autoridades chilenas insisten en su posición terca, en vez de abrirse al diálogo. “Bolivia no ha ganado nada”, declaró recientemente la presidenta Bachelet, cuando la realidad es que con la decisión de La Haya, Bolivia se encuentra más cerda del mar.

Inclusive en Chile, se oyen voces sensatas que llaman a la negociación bilateral y a atender las justas reclamaciones de los bolivianos. El senador chileno y presidente del MAS, Alejandro Navarro indicó que el Tratado de Paz y Amistad de 1904 entre Chile y Bolivia “deberá ser indefectiblemente revisado en el futuro, dadas las condiciones sociales, económicas y ambientales que nuestro país deberá enfrentar”. Navarro destacó además la popularidad a nivel internacional que la causa boliviana despierta.