Con bolígrafo envenenado quisieron matar a Fidel

0

Uno de los archivos desclasificados el pasado 9 de noviembre, relacionados con el magnicidio del presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy, indica que la Agencia Central de Inteligencia de ese país, CIA, tenía planeado asesinar también al líder de la Revolución cubana, Fidel Castro Ruz. Para llevar adelante la empresa criminal, un agente de la CIA se reunió en París el 22 de noviembre de 1963 con un agente encubierto cubano, a quien le entregó un bolígrafo que en su interior contenía una jeringa hipodérmica, con la que se pretendía suministrar un veneno al líder de la Revolución.

Ese agente encubierto era Rolando Cubela, un médico, compañero de Fidel en la gesta revolucionaria, perteneciente al círculo más cercano de colaboradores del mandatario cubano. Precisamente el crimen del presidente Kennedy, que Cubela escuchó por la radio, lo hizo desistir de su propósito, para el cual le ofrecieron toda la colaboración del caso por parte del gobierno norteamericano, en la idea de que ello precipitaría un golpe de estado en la isla. Los documentos desclasificados revelan que el asesinato de Fidel se había convertido en una obsesión para la CIA, que organizó muchos intentos más por eliminarlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*