Bogotá, conflicto y desplazamiento

0
Marcha de desplazados en Bogotá. Foto archivo.

El solo tema del desplazamiento, aparte de sus secuelas, debe llamar la atención de la ciudadanía bogotana sobre la importancia de apoyar de diversas formas el proceso de negociación de la paz en La Habana como una forma de poner fin al azote de este fenómeno en la capital colombiana.

Marcha de desplazados en Bogotá. Foto archivo.
Marcha de desplazados en Bogotá. Foto archivo.

Iván Posada P.

Una de las problemáticas de Bogotá, el resto de capitales de departamento y ciudades intermedias es el desplazamiento y la superpoblación urbana. El conflicto armado registra en cifras redondas siete millones de víctimas y de ellas 617 mil se encuentran en Bogotá, (ocho por ciento), o sea, una población equivalente a la localidad de Bosa. Suba y Kennedy son dos de las localidades mayores receptoras de desplazados, junto con Ciudad Bolívar, Engativá, Bosa y Usme. Son familias que se ven obligadas a buscar refugio en la periferia en procura de trabajo, vivienda, salud, educación, etc.

Fuente: Dane, Censo 2005 y proyección de la Secretaría de Planeación Distrital (2011).
Fuente: Dane, Censo 2005 y proyección de la Secretaría de Planeación Distrital (2011).

Demografía

Entre 2007 y 2011 la población del Distrito Capital creció a una tasa promedio de 1,4 por ciento anual. Suba y Kennedy superan el millón de habitantes, y al compararlas con las 12 regiones más pobladas del país, tan solo son superadas por Medellín, Cali y Barranquilla; Ciudad Bolívar y Engativá cuentan con más habitantes que Cúcuta, y Bosa tiene más población que la de Soledad, Atlántico, y de capitales como Ibagué y Bucaramanga.

Tres localidades muestran los menores volúmenes de población, La Candelaria, Los Mártires y Santa Fe, en las cuales viven alrededor de 300 mil personas, es decir, un 3 por ciento de los habitantes de Bogotá. Por densidad, Bosa tiene la más alta con 302 habitantes por hectárea, seguida por Kennedy con 283 personas por hectárea. Lo anterior explica en parte los conflictos por acceso a vivienda, educación, salud que se presentan muy frecuentemente en estas localidades.

Empleo e informalidad

La tasa de desempleo en la capital es de 8.6 por ciento, un poco menor que la nacional (9.2 por ciento). El secretario de Desarrollo Económico de Bogotá, Carlos Simancas afirmaba en 2013 que la informalidad en la capital es de 46 por ciento y que el 7 por ciento de los niños son empleados en actividades laborales.

Los sectores económicos que más generan empleo en Bogotá son comercio, hoteles y restaurantes (83 mil puestos); transporte y comunicaciones (56 mil plazas); el sector financiero (25 mil puestos); servicios comunales y personales (17.500); explotación de minas y canteras (10.300), y en último lugar la construcción (infraestructura y vivienda) con 9.500 puestos de trabajo. El sector industrial por su parte, se afectó entre otras causas por el cierre de la Compañía Colombiana Automotriz, CCA en el marco de los tratados de libre comercio que ha venido firmando Colombia. Al momento de su máxima capacidad esta ensambladora contaba con 1.600 empleados directos, además de los trabajos indirectos que generaba esta industria.

El solo tema del desplazamiento aparte de sus secuelas, debe llamar la atención de la ciudadanía bogotana sobre la importancia de apoyar de diversas formas el proceso de negociación de la paz en La Habana, como una forma de poner fin al azote de este fenómeno en la capital colombiana.