Otro atentado contra un líder social

0
Omar Romero.

No para la ola de crímenes contra dirigentes populares sin que desde el Gobierno se haga lo suficiente para proteger la vida, los derechos humanos y los acuerdos de paz. Por lo contrario, desde el Ejecutivo se niega la sistematicidad de los hechos

Redacción Laboral

El pasado 20 de octubre en horas de la noche, en Cali, capital del departamento del Valle del Cauca, fue víctima de un atentado sicarial el dirigente sindical Omar Romero Díaz, directivo de Sutimac en Yumbo, e integrante de la dirección nacional y regional del partido Unión Patriótica, UP, y del Partido Comunista Colombiano, PCC. La oportuna actuación del escolta fue fundamental para que el abogado y líder social saliera ileso, pues uno de los sicarios fue impactado.

Omar Romero, sindicalista del sector cementero y reconocido dirigente sindical de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, en el Valle del Cauca, se encuentra resguardado y bajo la protección de sus escoltas. No se tienen detalles sobre la suerte del sicario que fue impactado en la reacción del hombre de la seguridad.

Otoniel Ramírez, presidente nacional de Sutimac repudió el atentado y reclamó a las autoridades que se investiguen profundamente estos hechos y dar con los responsables.

Por su parte, Aída Avella Esquivel, presidenta nacional de la UP reclamó al Gobierno nacional mayor acción para detener las acciones criminales contra los integrantes de esa colectividad.

Aída Avella trinó en Twitter: “@JuanManSantos Exigimos que paren las agresiones contra los militantes y sobrevivientes de la @UP_Colombia, el PCC y el movimiento popular”.

Las centrales obreras en Colombia reclaman igualmente a las autoridades la desarticulación de los grupos de extrema derecha o paramilitares y advierten que muy a pesar que se ha avanzado en el fin del conflicto armado mediante el Acuerdo de Paz con la guerrilla, aún persisten las acciones criminales y el terrorismo del Estado contra los líderes sindicales y sociales, como lo ocurrido en Tumaco, Nariño, por lo que exigen el fin de tanta persecución contra los representantes de los trabajadores de la ciudad y del campo.

PCC Cali

Por su parte, el Partido Comunista, regional Valle, emitió un comunicado en el que exige garantías por parte del Estado para quienes construyen alternativas frente al actual régimen y ejercen la oposición política.

“Nuestro Partido, el partido de la vida y la esperanza, reclama la más amplia solidaridad del movimiento popular y de los sectores democráticos y hace un llamado a la movilización para enfrentar los crímenes y atentados contra los líderes sociales y revolucionarios. Nuestra apuesta es por la unidad de todos los sectores democráticos, progresistas y revolucionarios para enfrentar los intentos de los sectores retrógrados en su nefasto propósito de detener a las fuerzas que propugnamos por la paz con justicia social y las reformas que la nación necesita. Sólo la unidad, la organización y la lucha detendrá a los enemigos de las transformaciones”, dijo la organización política.

La lista aumenta

Por otro lado, la prensa alternativa de ese departamento hizo un paneo de los delitos en el último mes, que muestran la sistematicidad de los sucesos en el suroccidente del país. Según el periodista Luis Alfonso Mena, director de Pazífico Noticias: “La coyuntura en la región suroccidental del país es especialmente preocupante por la serie de crímenes ocurridos desde el jueves 5 de octubre, cuando un comando de la Policía asesinó a siete cultivadores en la región de Alto Mira, Tumaco, hecho de gravedad suma que con pleno cinismo el gobierno de Juan Manuel Santos sigue negando.

“Luego, el domingo 8 de octubre, se produjo el asesinato de la periodista indígena Efigenia Vásquez Astudillo, en acciones atribuidas a la Policía por la comunidad que reivindica el derecho a la tierra en Coconuco, departamento del Cauca.

“El domingo 15 de octubre, de acuerdo con el testimonio dado a Pazífico Noticias por René Hertz, líder del Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación ‘Aldemar Galán’ de Policarpa, Nariño, ocurrió otra masacre en la que fueron asesinados seis excombatientes de las FARC. Los hechos se presentaron en jurisdicción de Isupí, San José de Tapaje, municipio de El Charco, a manos de una banda criminal.

“Poco después, el martes 17 de octubre, fue perpetrado en Tumaco el homicidio aleve de José Jair Cortés, reconocido y carismático líder de Alto Mira, quien al lado del consejo comunitario del que hacía parte se había pronunciado exigiendo castigo contra los responsables de la masacre cometida por la Policía doce días atrás.

“El miércoles 18 de octubre, se conoció la terrible noticia de los homicidios de Alirio y Geovanny Zabala, padre e hijo, de la comunidad Awá asentada en la zona rural de Tumaco y activistas de la misma. De acuerdo con el testimonio entregado a Pazífico Noticias por Javier Cortés, líder del pueblo indígena Awá, hacía un año que Alirio Zabala había sido víctima de otro atentado, en el que fueron asesinados dos de sus hijos.

“Varios crímenes más han sido cometidos en las personas de activistas sociales en Villa Rica, Corinto, Miranda y otros municipios del Cauca, el más reciente de los cuales es el de Berenice Tovar, en Guachené. Y este sábado 21 de octubre se informó sobre el asesinato del excombatiente Henry Meneses Ruiz, en Miranda, Cauca.

“En el resto del país la situación no es menos preocupante y lo demuestran los crímenes cometidos contra Patricia Cataño, líder de la Comuna 13 de Medellín; Liliana Astrid Ramírez, docente y dirigente sindical del Tolima, y Eliécer Carvajal, activista social en el departamento del Putumayo.

“En lo que va corrido del año han sido asesinados 120 líderes populares por paramilitares y agentes de la extrema derecha en todo el país, al tiempo que el número de excombatientes y familiares de estos, también víctimas de homicidios, se acerca al medio centenar”.

Sin embargo, el pasado 23 de octubre, el ministro Consejero para el Posconflicto, Rafael Pardo, repitió lo dicho por funcionarios del Ejecutivo, como el Ministro de Defensa: Los asesinatos contra líderes sociales en el país, no son sistemáticos…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*