Alfonso Cano y la confianza en el pueblo (I)

3
Alfonso Cano.

Figuras como las del comandante de las FARC-EP, demuestran que si se es perseverante y se tienen grandes sentimientos de amor por las personas, se puede cambiar la realidad. Que no es cierto que la gente no sea capaz como colectivo social de tomar las riendas de sus vidas, y que es necesario confiar en las capacidades del pueblo

Jorge Amin Turbay

La noche del 4 de noviembre de 2011, la gran prensa y las élites se encontraban felices, anunciaban con bombos y platillos la muerte de Alfonso Cano en el Cauca y pensaban con eso, que el tantas veces anunciado fin del fin de las FARC-EP, estaba a la vuelta de la esquina. O por lo menos esa era la idea que se vendía.

Esa noche, salieron al aire en la radio nacional, varios personajes que conocían a Alfonso y sabían de su alto valor para el proceso revolucionario. Se les notaba aliviados y no era para menos, había muerto el líder de una de las fuerzas insurgentes más colosales que viera el hemisferio occidental; una guerrilla que resistió no solo a un aparato militar enorme construido para combatirlas, sino a los Estados Unidos con todo su poderío militar y económico.

Tiempo después, las mismas FARC-EP, darían a conocer pormenores de esos operativos militares resaltando, como una escuadra guerrillera rompió un cerco militar de más de 20 mil efectivos, que buscaba, según comentó el mismo Alfonso Cano al Secretariado, poner su cadáver sobre la mesa como mecanismo de presión al inicio de unas nuevas conversaciones de paz que ya se adelantaban entre el Gobierno y la guerrilla. La tragedia, según daría a conocer la organización rebelde en La Habana tiempo después, es que murió cuando el cerco estaba roto y se encontraba relativamente al resguardo de varias de sus unidades guerrilleras más combativas. La traición, y no el hollywoodesco relato militar, acabaron con su vida.

Pero por si fuera poco, Alfonso Cano también demostró que existe la esperanza, esperanza que radica en los y las colombianas mismas. Ellos, dueños de los medios, han definido un relato concerniente en que el colombiano es pobre porque quiere, porque es “vago” o “bruto”; venden una idea de triunfo ligada al “trabajo duro” como si la gente no lo hiciera, pero como la mayoría no podrá “triunfar” debido a sus condiciones económicas, logran desarrollar un potente control social basado en que las personas, al no poder tener todo eso que se consideran felicidad, comienzan a sentirse menos, se llenen de temores que se expresan en falta de confianza en sus capacidades como seres humanos, en no creerse importantes ni capaces de lograr así sean pequeñas cosas. Consiguen afianzar la idea de que solo ellos, las élites, pueden gobernar o están preparados para hacerlo mientras desactivan políticamente a las mayorías.

Sin embargo figuras como la de Alfonso Cano, demuestran que si se es perseverante y se tienen grandes sentimientos de amor por las personas, se puede cambiar la realidad. Que no es cierto que la gente no sea capaz como colectivo social de tomar las riendas de sus vidas, y que es necesario confiar en las capacidades como pueblo. Idea que se dio también e las acciones mismas de su vida. Para muchas personas el hecho de resistir y de poner en jaque al poder nacional, significaba la existencia de un colectivo de seres humanos con convicciones y conocimientos, que puestos en práctica, podían dar pelea a adversarios ínfimamente superiores en recursos.

Adicionalmente, se expresó en la idea fariana del Movimiento Bolivariano desarrollada en parte por Cano. Cientos de miles de personas organizándose para tomar el poder del Estado desde cualquier espacio de la sociedad, implica la confianza en que son los pueblos quienes pueden salvarse a ellos mismos de la tragedia de la pobreza y la guerra. Confianza en los hombres y mujeres humildes capaces de proezas enormes cuando tienen moral y conciencia.

3 Comentarios

  1. Fantastic goods from you, man. I’ve understand your stuff previous to
    and you are just extremely excellent. I really like what you’ve acquired here, really like what you’re stating and the way in which you say it.
    You make it enjoyable and you still care for to keep it smart.
    I can not wait to read far more from you. This is really a tremendous site.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*