Acusados por falsa desmovilización

0

La Fiscalía acusó formalmente al ex comisionado de Paz Luis Carlos Restrepo Ramírez; Raúl Agudelo Medina, alias Olivo Saldaña; y a dos coroneles de las Fuerzas Armadas y cuatro civiles más, por la falsa desmovilización del frente guerrillero Cacica La Gaitana.

cacica-gaitana_contenido02

La decisión del ente acusador cobija a los coroneles Jaime Joaquín Ariza Girón y Hugo Hernán Castellanos Jiménez, así como a los hermanos Miguel Alcides, Flor Inés y José Alfredo Pacheco y Alejandro Salazar Pacheco por una serie de delitos al haber propiciado el proceso de desmovilización de 64 supuestos guerrilleros de las FARC el 7 de marzo de 2006 en Alvarado (Tolima).

El fiscal del caso explicó que Restrepo Ramírez deberá responder por los delitos de peculado por apropiación en favor de terceros, fraude procesal, prevaricato por acción, tráfico, fabricación y porte de armas de uso privativo de las Fuerzas Militares agravado y tráfico, fabricación y transporte de munición de uso privativo de las Fuerzas Militares agravado.

En la audiencia el fiscal aseveró que Restrepo Ramírez obró por fuera de las normas establecidas, pues en su condición de comisionado de Paz tendría que haber constatado e investigado sobre la veracidad de los integrantes del grupo.

Asimismo, anotó que la falsa desmovilización causó un detrimento al patrimonio estatal cercano a los $1.119’384.685, de los cuales $81’885.169 fueron causados por los gastos del proceso de desmovilización.

Raúl Agudelo Medina, alias Olivo Saldaña, deberá responder por los delitos de fraude procesal, peculado por apropiación, fabricación, tráfico y porte de armas de fuego de uso privativo de las Fuerzas Militares agravado, y tráfico, fabricación y porte de municiones de uso privativo de las Fuerzas Militares agravado.

En la audiencia, el fiscal del caso también acusó a los dos coroneles por los delitos de peculado por apropiación en favor de terceros, fraude procesal, tráfico, fabricación y porte de armas de uso privativo de las Fuerzas Militares agravado, tráfico, fabricación de munición de uso privativo de las Fuerzas Militares agravado.

Sobre Ariza Girón, el fiscal señaló que para la época de los hechos era jefe de Inteligencia y Contrainteligencia de la Rime 5, en Tolima, por lo que tenía pleno conocimiento de que en esa región no delinquía ningún frente denominado Cacica La Gaitana y que, además, como jefe de inteligencia en esa región ayudó al traslado de armas desde Santa Marta hacia Bogotá y luego a La Tebaida, jurisdicción de Alvarado, donde se produjo el engaño.