A punta de mentiras, Anglo Gold Ashanti se viene apoderando de la naturaleza colombiana

0
119

anglogold.2

Por Nelson Lombana Silva

Gracias a la política antinacionalista del presidente Juan Manuel Santos Calderón, las multinacionales y transnacionales se vienen apoderando de grandes extensiones de tierra con el propósito de extraer de sus entrañas los diversos metales preciosos, convirtiendo la ubérrima región en desierto inexorable.

Varias de ellas hacen presencia en el Tolima e, incluso, en varias regiones del país y se vienen metiendo a los municipios mintiéndole a la comunidad, o cuando más ignorándola o desconociendo de tajo sus opiniones. Claro, se mueve con entera libertad ante la pusilanimidad de la clase dirigente liderada por el señor Santos Calderón. Una de ellas es Anglo Gold Ashanti que dice ser de Sudáfrica, pero que más del 86% de sus acciones las tiene en los Estados Unidos.

Se viene presentando en el Tolima como una mansa e inofensiva paloma. Viene cooptando altos funcionarios, autoridades, periodistas, campesinos, artistas, cultores, profesionales, religiosos, deportistas, etc.

En los últimos años ha organizado verdaderos tours a periodistas del departamento y los ha llevado a países como Brasil, Chile y Argentina, con el infantil cuento de que se den cuenta de que la megaminería a cielo abierto no es antiambientalista y se constituye en una “esperanza” para el pueblo colombiano. Cooptados los comunicadores, en su gran mayoría, repiten esa sarta de infamia sin sonrojarse, condenando el futuro de las presentes y futuras generaciones.

Se metieron en la actividad deportiva y vienen financiando al club Deportes Tolima, se metieron en las fiestas folclóricas, en actividades distintas. Incluso, ambientalistas de pacotilla se hacen los ciegos, sordos y mudos, como la canción de Shakira, ante la monstruosidad que esta política de la locomotora minero-energética significa y dicha transnacional contra el medio ambiente.

Al municipio de Cajamarca (Tolima), con la complicidad del entonces presidente Álvaro Uribe Vélez y el senador Juan Lozano, “el narigón”, la multinacional Anglo Gold Ashanti entró regalando espejuelos al estilo conquista española 1492, aprovechando la ingenuidad de muchos, la alienación de los medios de comunicación del régimen y a la postura temerosa de mandatarios de la talla de Luis Evelio Gómez Velasco, que pretende estar a la vez con Dios y con el diablo, bajo la consigna de la “neutralidad”.

Pero a pesar de toda esa monstruosa parafernalia que ha montado Anglo Gold Ashanti para cometer su avaro propósito, el pueblo viene saliendo de ese letargo y poco a poco ha ido entendiendo los mezquinos y sucios intereses económicos.

Ha ido comprendiendo que en la cúpula del capitalismo hay una crisis económica, social, política, ambiental y cultural, por culpa de ellos; crisis que no quieren responder por ella, sino que infamemente la dejan caer sobre los países tercermundistas o subdesarrollados, a partir de la reprimarización de la economía, extrayendo, como en los viejos tiempos, los metales incrustados en las entrañas de la madre naturaleza, destruyéndola en una forma infame e inocua. La crisis del capitalismo es cada vez más evidente, ya no tiene capacidad para responder los desafíos que la historia le exige y se ve precisado a acudir a su misma autodestrucción, por cuanto si destruye el medio ambiente, ¿en dónde va a vivir?

Las protestas en el Tolima son cada vez más contundentes. El año inmediatamente anterior se realizaron cuatro “marchas carnavales”, algunas multitudinarias. En el presente año el pueblo despertó a la lucha y resistencia en defensa del medio ambiente. En Cajamarca la comunidad viene peleando, lo mismo en el Líbano y hace ya seis días se lleva a cabo un paro indefinido en el municipio de Piedras, rechazando la megaminería, concretamente la presencia de Anglo Gold Ashanti en su territorio.

La maraña de mentiras poco a poco va cayendo y, de paso, el pueblo va tomando conciencia. Hasta el mismo gobernador tolimense Delgado Peñón se ha mostrado contrario. Incluso, casi mil firmas le hizo llegar la comunidad de esta comarca al presidente Santos en su reciente visita que hizo a Ibagué, obligándolo a sostener una reunión directa con el ministro del ramo, encuentro que se ha programado para el 22 de febrero, al parecer, en donde la comunidad le va a decir con el corazón en la mano: “No a la megaminería, no a Anglo Gold Ashanti en Piedras y en Colombia, sí a la paz con justicia social y sí a la vida”. Los arroceros sienten el ruido de animal grande.